sábado, 23 de mayo de 2009

Poema de Claudia Villafañe




EL PUÑAL DE TU NOMBRE


A través de mi espina dorsal,

socava en frío, el puñal de tu nombre.

Contenido entre las vértebras,

un dolor antiguo toca el hueso

recordándome que sigo viva.

Involuntario, se impulsa el aire


desde el centro del tórax

a las orillas de mis dedos.

Aún respiro.

Como si vivir solo fuera inspirar

o exhalar humedeciendo lagrimales.

Nada más absoluto y fisiológico

que el llanto contenido,

mientras la boca burla en risas

la agonía permanente de tu ausencia.

Solo soy una unidad corporal,

surcada de oscuras premoniciones.

Un fluir de la sangre, a mi pesar.

Esta máquina precisa del oxígeno

como mi alma necesita de la tuya.

Entonces, revuelve la herida

la memoria de esas letras

con que suelo llamarte.-

Foto de: Marta Mercader







1 comentario:

Enrique Sabaté dijo...

El recuerdo de según que nombres reabren heridas que impiden respirar por el dolor que causan.

No conocía a esta poeta.

Como a tant@s otr#s.

saludos.