miércoles, 10 de junio de 2009

La donación de sangre

La donación de sangre

¿Por qué donar sangre?
Razones para ser donante
Requisitos para donar sangre
¿Qué ocurre con mi sangre después de donar?
Productos derivados de una donación
Preguntas frecuentes sobre la donación de sangre

¿Por qué es necesario donar sangre hoy?
La promoción de la donación de sangre constituye el lado humano y social de la transfusión. En esta labor, los diferentes estamentos de la sociedad tienen un papel fundamental, actuando como agentes multiplicadores y difusores del mensaje de donar sangre.
La transfusión de sangre o de sus derivados se ha convertido en una parte imprescindible en la actual asistencia sanitaria. El incremento de los accidentes, la creación de unidades de medicina intensiva, y las importantes necesidades de algunos enfermos que antes eran considerados irrecuperables son algunos de los elementos que han provocado esta demanda creciente de sangre. Estos y otros problemas también han hecho aumentar extraordinariamente las necesidades de derivados de la sangre (plasma, concentrados celular
es, factores antihemofílicos, etc.).
Para atender las necesidades transfusionales de los enfermos, tan sólo en Burgos, se necesitan 35 unidades de sangre cada día.






LA SANGRE NO SE PUEDE FABRICAR. La única solución es que una persona quiera ceder una pequeña cantidad de su sangre, de manera voluntaria y altruista. El hecho de donar sangre comporta una actitud responsable y solidaria que hay que imitar. Hoy en día, la donación de sangre ya no es aquel gesto espectacular de los pioneros de la donación, aunque no es todavía el acto frecuente que debería ser.
No sólo es necesario dar sangre hoy, sino que es absolutamente imprescindible donar periódicamente. Se trata de convertir la donación en un hecho habitual en la vida de los ciudadanos. Acudir cada 4 o 6 meses al banco de sangre tiene que llegar a ser una cosa familiar para todos, haciendo entonces posible que las necesidades de sangre y derivados sean cubiertas totalmente. Es importantísimo dar a conocer a la población este gran recurso terapéutico que poseemos en nosotros mismos y que cada uno puede ofrecer de manera muy sencilla. Para facilitar al donante el acto de la donación, el "Banco de Sangre de Burgos" tiene un horario amplio y desplaza, 2 veces por semana, un equipo de extracción a localidades de la provincia. De manera periódica los donantes se convocan a las diferentes sesiones de donación que se realizan en los pueblos. Las donaciones hechas en la Provincia representan el 30% de la sangre extraída en Burgos cada año.

volver

Razones para dar tu sangre
La solidaridad y la iniciativa parte de ti, ante todo se trata de donar libre y altruistamente, pero, por si tienes alguna duda, aquí te presentamos razones que pueden ayudarte a dar el pequeño paso.
Con una donación, se salvan tres vidas.
La cantidad donada sólo representa el 10% de la sangre que normalmente se posee, porcentaje que no interfiere con el funcionamiento normal del organismo.
La donación de sangre se puede hacer a cualquier hora del día, sin necesidad de condiciones especiales.
Cada día 75 personas salvan su vida en España gracias a las transfusiones.
Los tratamientos de cáncer, la cirugía compleja, los accidentes de tráfico, los transplantes de órganos,... serían imposibles sin donaciones de sangre.
La sangre no puede fabricarse.
Si piensas donar cuando haya una emergencia, ya llegas tarde. Tu sangre debe ser sometida a pruebas y procesos. Por lo tanto, es mejor acudir antes de que aparezca la necesidad.
En verano, hace más falta, al contrario de lo que se cree, por el aumento de los accidentes y la escasez de donantes en sus residencias habituales.
Porque mañana, a lo mejor, le hace falta a uno de los tuyos.
Es el mejor donativo.
Hacen un buen análisis de tu sangre.
Garantías de seguridad para el donante y el receptor.
Disponibilidad gratuita de los productos sanguíneos
Utilización óptima de la donación.
La donación de sangre, no puede ser motivo de comercio. Ni se compra ni se vende.

volver

Requisitos para donar sangre
En principio, puedes ser donante de sangre si tienes entre 18 y 65 años, pesas más de 50 kilos y gozas, en general, de buena salud.
Requisitos:
Edad: entre 18 y 65 años
Peso: superior a 50 kilos
Tensión diastólica (baja): no superior a 10
Tensión sistólica (alta): no superior a 18
Pulso: regular, entre 50 y 110 pulsaciones
Valores hemoglobina hombre: superior a 13,5 gr./dL.
Valores hemoglobina mujer: superior a 12,5 gr./dL.
No se debe donar en ayunas.
No haber viajado, en el último año, a zonas endémicas de paludismo (algunos países de Hispanoamérica, África y Asia)
No realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de hepatitis o Sida.
No haber tenido infecciones víricas (catarro o faringitis) en los últimos 7 días.
El antecedente de enfermedades, operaciones o tomar medicamentos deben ser valorados por el médico responsable de la unidad de donación.
Consideraciones:
Frecuencia de la donación en hombres: máximo cuatro veces al año.
Frecuencia de la donación en mujeres: máximo tres veces al año.
Periodo mínimo entre donaciones: dos meses.
Autoexclusión:No dones si...
Tú o tu pareja trabajáis en el ámbito de la prostitución.
Tú o tu pareja os habéis inyectado droga alguna vez.
Tú o tu pareja sóis enfermos de Sida o VIH (+) o pensáis que necesitáis analizaros. Alguno de vosotros es portador del virus de la hepatitis B o C.
Tú o tu pareja habéis tenido alguna relación sexual con una persona dedicada a la prostitución.
Has tenido relaciones sexuales con una persona que no sea tu pareja y no has usado preservativo.
Tú o tu pareja habéis tenido relaciones sexuales con una persona portadora de VIH o Sida.
Tú o tu pareja habéis tenido relaciones sexuales con una persona que se ha drogado alguna vez.
(en las 4 últimas situaciones, no se debe donar durante al menos un año)
Pasos para donar:
Acudir a un centro de transfusión, banco de sangre hospitalario o unidad móvil.
Inscripción administrativa (llevar siempre el DNI).
Lectura del cuestionario con las condiciones para donar.
Entrevista con el médico y chequeo (tensión arterial, pulso, análisis) para verificar la condición de salud del donante.
Donación de sangre.
Reposo mientras se toma un refrigerio.
Y después de donar:
Presionar en la zona de punción al menos cinco minutos.
Reposar durante diez minutos.
Comer o beber algo.
Aumentar el consumo de líquidos durante las siguientes 24 horas.
No fumar hasta después de media hora.
No consumir alcohol hasta después de comer.
Los trabajadores que deban realizar grandes esfuerzos o trabajen a gran altura deben esperar un mínimo de 12 horas antes de reanudar su actividad.

En la sala de espera, rellenando el cuestionario


Realizando el análisis antes de la donación

Tomando un pequeño refrigerio tras la donación

volver

¿Qué ocurre con mi sangre después de donar?
El proceso continúa. Una vez que donas sangre, empieza el trabajo de fondo. No sólo el donante debe ser responsable de su acción y controlar si se encuentra en uno de los grupos de “autoexclusión” o “riesgo”, sino que, para garantizar la seguridad de la “calidad” de la sangre, se efectúan diversos análisis. Cualquier alteración importante, es comunicada de inmediato y de forma confidencial.

La sangre se somete a una serie de exámenes:
Determinación del grupo sanguíneo.
Determinación de anticuerpos irregulares.
Determinación de sífilis.

Determinación del VIH (SIDA).
Determinación de hepatitis B y C.
Determinación de GPT (transaminasas).
Después se separa por componentes, así el paciente recibe sólo lo que necesita y con una sola donación se ayuda a varios enfermos.
En el Banco de Sangre, la sangre se separa en:
Concentrado de hematíes (glóbulos rojos).
Concentrado de plaquetas.
Plasma fresco (éste se utiliza para tranfusión –un 25%- y para fabricar hemoderivados farmacéuticos que se administra también a los pacientes, pero en forma de medicamentos).


Las bolsas de sangre se centrifugan para obtener tres componentes: Hematíes, Plaquetas y Plasma

volver

Productos derivados de una Donación de Sangre
Hoy en día la transfusión sanguínea es más que extraer sangre a un donante para ponerla a un paciente. La transfusión moderna procura administrar a cada paciente SÓLO los componentes de la sangre que le hacen falta.
La "terapia por componentes" disminuye el riesgo de efectos adversos de la transfusión y asegura que se consiga el máximo rendimiento de cada donación de sangre. Es frecuente que los componentes de una donación única se utilicen para tratar a varios pacientes con enfermedades diferentes. Eso es posible gracias a la ayuda de sencillas técnicas de centrifugación, congelación y descongelación, que permiten separar las diferentes células (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) y el plasma, dando lugar a diversos productos sangu
íneos con una composición, una forma de conservación y un uso transfusional propios.
Sangre Total Está constituida por la sangre obtenida del donante y la solución utilizada para mantenerla incoagulada y conservada en condiciones óptimas. La sangre total contiene todos los elementos sanguíneos y se conserva en cámaras frigoríficas a 4ºC durante 28 días.
Concentrado de Hematíes Se obtiene de la separación, por centrifugación, de la mayor parte del plasma de una unidad de sangre total. Está formado por glóbulos rojos y una pequeña cantidad de plasma. Su conservación se realiza en las mismas condiciones que la sangre total y dura 42 días. Es el producto más indicado en el tratamiento de la mayor parte de las anemias.
Concentrado de Plaquetas Son las plaquetas procedentes de la sangre total suspendidas en un pequeño volumen de plasma, unos 60 ml, obtenidos a partir de la centrifugación de plasma proveniente de la primera separación. Las plaquetas sólo se pueden conservar 5 días a 22ºC. Se utilizan fundamentalmente en enfermedades graves acompañadas de una disminución importante de plaquetas, tales como leucemias, algunos cánceres, etc. Habitualmente, una transfusión de plaquetas precisa, como mínimo, los concentrados procedentes de seis donaciones.
Plasma Fresco Congelado Una vez se han separado los hematíes y las plaquetas, el plasma que nos queda se congela por debajo de -30ºC. Esta congelación se debe hacer durante las primeras 6-8 horas de la extracción para preservar los factores de la coagulación que posee. El plasma fresco congelado se somete posteriormente a una serie de procesos para aislar las diferentes fracciones plasmáticas.
CrioprecipitadoEs un producto de muy poco volumen, 10-20 ml, obtenido a partir de la congelación rápida y la posterior descongelación lenta del plasma. Contiene todas las proteínas plasmáticas que precipitan por la acción del frío (fibrinógeno, factor VIII). Se conserva congelado durante un año. Su empleo está indicado en las carencias de fibrinógeno, factor VIII y factor Willebrand, que son tres factores importantes para la coagulación de la sangre.
Albúmina Es la proteína que más abunda en el plasma. Su participación es fundamental en el mantenimiento del volumen sanguíneo. Se administra en el tratamiento del "shock" cuando éste se debe a una pérdida masiva de líquido, y en las enfermedades que comportan déficits graves de proteínas (insuficiencia hepática, alguna enferme
dad renal o del tubo digestivo o quemaduras muy extensas).
Anticuerpos y globulinas Son proteínas encargadas de reaccionar frente a sustancias extrañas al organismo, tanto si son perjudiciales (bacterias, virus, etc.), como si son potencialmente beneficiosas (tejidos y órganos transplantados). Las gammaglobulinas son de suma importancia en la prevención y tratamiento de numerosas enfermedades infecciosas (tétanos, hepatitis B, varicela, difteria, etc.). La administración de gammaglobulinas inespecíficas se emplea en las inmunodeficiencias congénitas o adquiridas y en el tratamiento de algunas enfermedades autoinmunes.
Algunos Productos que Provienen del Plasma:
Albúmina
Concentrado de antitrombina III
Concentrado de factor VIII
Concentrado de factor IX
Gammaglobulina inespecífica
Inmunoglobulinas específicas: - Tétanos - Difteria - Sarampión - etc, etc...
volver

Preguntas más frecuentes sobre la donación de sangre

1. ¿Se le paga a la gente que dona sangre?NO. La donación retribuida está prohibida, tan solo se dan insignias como reconocimiento a los donantes que alcanzan un número elevado de donaciones. En algunas ocasiones los donantes pueden recibir pequeños artículos de promoción como llaveros, pins, calendarios...2. ¿La donación de sangre es dolorosa?El único momento en el que se puede sentir algo es en el momento del pinchazo, además gracias que se utilizan unas agujas especialmente diseñadas para hacer poco daño suele ser menos molesto que realizarse un análisis de sangre.3. ¿Se puede dejar de ser donante cuando uno quiera?SI. La donación de sangre es altruista y voluntaria, nadie puede ser coaccionado de ninguna manera para que done sangre.4. ¿Una persona que ha donado durante unos años, le pasa algo si deja de donar? NO. El organismo está en constante formación y renovación de su sangre. Cada 120 días toda la sangre que tenemos es renovada por el organismo seamos donantes o no. El donar sangre no altera este proceso ni para bien ni para mal, luego al dejar de ser donante nuestro cuerpo sigue produciendo y renovando la sangre exactamente igual que antes de ser donante.5. ¿Debilita dar sangre?NO. La legislación obliga que entre dos donaciones al menos transcurran dos meses, además no permite que los hombres donen más de 4 veces al año o que las mujeres donen más de 3 veces al año. Con estos límites el cuerpo no tiene ninguna dificultad para reponer casi de inmediato estas donaciones.6. ¿Produce algún beneficio donar sangre?NO. El único beneficio que se produce es la satisfacción que se obtiene es el saber que con un gesto tan sencillo como una donación de sangre se salvan varias vidas. 7. Si la donación no produce ningún beneficio. ¿por qué hay personas a las que su médico les indica que donen sangre?En algunos casos, hay personas que producen demasiados glóbulos rojos o su organismo acumula demasiado hierro. En estos casos se deben de realizar extracciones de sangre hasta normalizar los valores de glóbulos rojos o de hierro, pero estas extracciones no se realizan siguiendo los límites que marca la ley para las donaciones ya que no tendrían ningún efecto, se realizan en períodos cortos y con una frecuencia generalmente semanal. Y esta sangre no es utilizada para la transfusión ya que no se considera donación voluntaria sino extracción terapéutica.8. ¿Me puedo contagiar de alguna enfermedad por donar sangre? NO: todo el material que se utiliza para las donaciones de sangre es de un solo uso y además es imposible que sea reutilizado ya que tras la donación queda inutilizado para realizar otra extracción.9. Si analizan toda la sangre ¿Por qué se realizan tantas preguntas antes de donar?Los análisis son muy fiables pero si una persona se ha contagiado de alguna enfermedad poco tiempo antes de la donación cabe la posibilidad que aun no sea detectable, por eso en la entrevista médica se hace especial hincapié en aquellas prácticas de riesgo que puedan producir esta circunstancia. 10. Si analizan toda la sangre ¿ Por qué se le da tanta importancia a que la donación sea voluntaria y se intenta evitar la donación dirigida o de familiares ?Todas las donaciones son analizadas y los análisis son muy fiables pero hay enfermedades que no son detectables por los análisis, y si una persona se ha contagiado de alguna enfermedad poco tiempo antes de la donación (para algunas enfermedades hasta varios meses) cabe la posibilidad que aun no sea detectable, por eso en la entrevista médica se hace especial hincapié en aquellas prácticas de riesgo que puedan producir esta circunstancia y si no estamos seguros de que el donante va de forma voluntaria sino que va coaccionado de alguna manera bien moral o familiarmente cabe la posibilidad de que las respuestas a la entrevista médica no sean del todo sinceras con lo que la seguridad disminuye en una manera considerable.11. ¿Es segura la transfusión de sangre?Si la donación es totalmente voluntaria, y con los análisis que se realizan en la actualidad se puede asegurar que la transfusión es muy segura, aunque siempre existe un riesgo residual, si bien este riesgo es mucho menor del que puede suponer una anestesia general o la mayoría de las intervenciones quirúrgicas.12. ¿Cual es el mejor grupo sanguíneo? El mejor grupo sanguíneo es el de cada uno de nosotros, ya que será el que nos transfundirán en caso de que lo necesitemos. Para los bancos de sangre el 0 – es el más interesante ya que se puede utilizar en casos de emergencia en cualquier enfermo.13 . ¿Cuánto tiempo dura una donación?Entre 5 y 10 minutos, dependiendo de las características de las venas de cada donante.14. ¿Qué enfermedades se pueden transmitir por la sangre?Casi todas las enfermedades infecciosas, pero con la historia médica y el reconocimiento a los donantes en el momento de la extracción las enfermedades que en nuestro entorno más nos preocupan son: la hepatitis, la sífilis, el SIDA y enfermedades tropicales que podamos adquirir en algún viaje al extranjero. Por eso es tan importante que la donación sea voluntaria, para que la entrevista médica sea completamente fiable.15. ¿Cada cuanto tiempo se puede donar?El organismo está capacitado para donar y reponerse en pocos días, pero la legislación establece que los hombres pueden donar 4 veces al año y las mujeres 3 veces al año, dejando en ambos casos siempre dos meses entre cada donación, si bien en nuestro Banco para las mujeres recomendamos esperar 3 meses.16. ¿Por qué las mujeres pueden donar menos veces que el hombre?Los depósitos de hierro en la mujer se ven mermados mensualmente con la menstruación, por tanto un hombre que done 4 veces y una mujer que done 3 veces habrán perdido parecida cantidad de hierro en un año.17. Si se detecta alguna alteración en los análisis que se realizan después de cada donación, ¿se le comunica al donante esta alteración?SI. Tras cualquier hallazgo se avisa al donante y se realiza otro análisis de repetición para asegurar el resultado y se le indica en caso afirmativo qué se le ha detectado y cuáles son los pasos que tiene que realizar dependiendo de cada caso.18. ¿ Por qué si hay tanta necesidad de sangre y el organismo se repone tan pronto, después de cada donación, la legislación pone límites tan estrictos?Para que haya sangre suficiente, bastaría con obtener 50 donaciones por cada 1.000 habitantes y año, con lo que si cada donante diera dos veces al año, sería suficiente con que 2,5% de la población fuera donante. Es labor de Asociaciones como la nuestra conseguir esta cifra de donantes, en vez de intentar que a unos pocos se les extraiga muchas veces.