30 junio 2009

Poema de Alejandra Pizarnik


Fronteras inútiles
un lugar
no digo un espacio

hablo de
qué
hablo de lo que no es
hablo de lo que conozco

no el tiempo
sólo todos los instantes
no el amor
no
no
un lugar de ausencia
un hilo de miserable unión.
Foto de Vegazo

29 junio 2009

Vicente amigo ( con Alejandro Sanz ) - Y sera verdad

Pablo Mora





Librémonos

Del poeta que escriba en menguante. Del sol que caliente la miseria. De la antigua procesión de hojas marchitas. Del virginal destierro sin regreso. Del zorro tiempo que cosió el silencio. De las vergüenzas, los odios, los bisiestos años. De los millones, billones o trillones de justos. De sus escombros, sus heces, sus herbajes. De los hombres buenos, fraternos o pendejos. De las rojas calificaciones del rocío. De la criptografía de los espías. Del aurinegro estiércol de los diablos. De los fatídicos cálculos arábigos.
© Pablo Mora




¡Librémonos

De los escupitajos. De los mortecinos ecos de una infancia hueca. De lunas distraídas, putrefactas, con psoriasis. De la antigua costumbre de ir por las laderas del hocico de algún pan sin nombre y apellido. De los cimientos, aleros o gargantas donde los helechos ocultan las crecientes y clinejas. De alguna vez sin sombra. De esos ojos que se van poniendo chinos de puro sentimiento muerto.


¡Librémonos!

De la brisa muda, confundida, agazapada. De la herida lágrima del beso de la puerta. Del llanto aguacero del payaso de los pájaros. De las simas infernales de la hormiga. De algún día sin noche. Del eterno aprendiz de pordiosero, de poeta. De ser tan sólo trapo viejo de cocina esenia. De la marginalidad de la mordaza. De la ciudadanía de la maleza. De la confusión de los espíritus. De las malas tintas, trinitarias, con pereza azulmarina. Del alegre gasto de hojllas, saludos, palabras y regresos.


¡Librémonos!

De los relojes de los largos sueños. De los gestos, los cantos, cuernos, cuentos y coros de la tarde. De las viejas arenas del río. De las azules piedras del mar, sus costados y quebrantos. De mirar sin miedo a maltratar al ciego. Del hórrido graznido de un auricular espía. Del sol, la luna y las estrellas. De la luz que fue hecha. Del desorden sacrosantamente público. De los orinocos de la angustia básica. De la andanza de los cristos encarnados, truculentos.


¡Librémonos!

Del pavoroso tesoro del hambriento, el eterno basural de los sinsontes. Del hueso gustero. Del mañanero pedazo de candela. De la saneada policía embrutecida, envenenada. De la santidad de las semanas. De la conjunta mortandad de los calvarios. De la muda orfandad de los samanes. De los apócrifos pensamientos. De su vigencia escandalosamente moribunda. De tanto malandrín contemporáneo tan lleno de sabor latino.



¡Librémonos!

De alguna lupanaria invasión de los marines. De posesiones, transmisiones, misiones, sumisiones. De agresiones, regresiones, transacciones, conciliaciones o casinos. De la ginecocracia de la mujer. De las angélicas pasionarias arenas de las flores y las algas. De quienes juntan casa a casa y añaden heredad hasta ocuparlo todo. De maquinaciones, de coyundas y de yugos. Del monte sin bramido de ganado. De la economía sin fronteras. De las firmes retiradas. De las mentiras, de las granadas, de las carcajadas.


¡Librémonos!

De los amparos, los desamparos, los roperos, los preparos y reparos De los trabajos, los dioses y los días. De los bravos, de los buenos, de los feos, de los malos. De los barcos juguetes de garbanzos o gabazos. De las gaviotas de cada día. De la luz eléctrica desinfectante y puta. De quien nos siga, nos hurgue, espere y desespere. Del Eclesiastés. Del Eclesiástico. De los Excelentísimos Señores Superviajeros. De los pasajeros. De los proverbios, los refranes y los eros. De los cinco o cinco mil panes. De los cinco puntos cardinales de los canastos engrifados por el llanto.


¡Librémonos!

De los canarios, los gallos, los grillos, los cristianos y los trompos tuertos. De cualquier unión patriótica. De cualquier estado hideputa unido, supremo, checo, eslovaco, ecuménico o romano. Del nostradámico naufragio del planeta. Del enfermo pobre. Del remedio caro. Del tramposo viejo. De la hornilla muerta. Del acecho de la sierpe. De la estatua del silencio. Del complejo azucarero del diabético. De las impúdicas raíces cuadradas, literarias. De las impunes rimas estridentes, procelosas, desnudas o atenuadas. Del pus supremo de los viudos y los solos. De la ponzoña, la maleza y la cizaña.


¡Librémonos!

De las Constituciones, los Constituidos y las Constituyentes. De las vulvas quebradas del quebranto. De los suspiros lustrales del torrente. Del delirio augusto en torrencial plegaria. De la sinérgica vacuidad del cosmos. Del lirio y la vagina a la intemperie. Del cante jondo de Dionisio en galla misa. De los Smith, de sus deudas indeseadas, inmorales, indexadas. De los Truman vagabundos de la guerra.


¡Librémonos!

De los racimos del hambre y la miseria. De los ridículos seguros poderosos previsores. De las bárbaras sedes de los deltas del silencio en alta mares crines de arrechera encabritada. De la ansiedad de las pedradas. De virtudes, peines, arañas, alacranes y pañales. De la solemne soledad de los agostos. De la tristeza, esa mierda, compañera insoportablemente legañosa, tiernamente oscura.


¡Librémonos!

De tropezar con un martes trece. Con un caballo loco o un león insomne en fuego. De una madrugada acacia hambrienta. De la corneja al lado adverso del destino. De alguna tristeza ultramarina. Del aullido de la hiena. De la salvaje cabra, del chacal y del hurón. De la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.


¡Librémonos!

Del canto del gallo en aguacero. De la abismal oquedad de la renuncia. Del carcomido silencio en increíble soledad deshabitada. De los toreros muertos, de los huérfanos teteros. De la zocacola, las anhedonias, los pericos. De los fantasmas de Canterville. De los sobrevivientes. De Chernobyl. De las intelectuales escrituras patriarcales pendulares.


¡Librémonos!

Del rap de las hormigas. Del carrousel de las Eduvinas, las Adelas y las Adelitas. De los enanitos verdes. De los traviesos gusanitos. De los políticos paralíticos, sifilíticos. De la escasez del tiempo para el ocio, el vicio y el fornicio. De las mezclas con efectos especiales. De los bebedizos, menjurjes, barbechos y barbascos. De los puercos y los porchettos.


¡Librémonos!

De los contagios del alma. De los rituales. Del limbo y los reptiles. De los cristianos, cristales y vitrales. De los juanes, los mordiscos, las trompadas, estallidos y luceros. De los venenosos invidentes. De las tuercas, tutecas, lagartijas y cangrejos. De la tara, las lesiones, sus corotos, tormentos y lecciones. De las guerrillas, las calabazas, los velorios. De las ocurrencias de la muerte. De los ojos abiertos de los ciegos.


¡Librémonos!

Del medio camino de la vida. Del azufre, del agüero, del aojo. De la desnuda mariposa salamandra. De la amapola en luna descubierta. Del tísico pañuelo de la guerra. De consejas, sinagogas, conjuros y consejos. De argucias, fraudes, hurtos, dolos y asechanzas. De echar dado falso, de cargarlo. De caer en el señuelo o en el lazo. Del necio, sus celadas y sandeces. De confundirnos alguna vez de mano, de palabra, de noche o de locura. De lluvia, de casa o de garganta. Del canalla y sus vilezas. De la sangre colorada en desamparo permanente. De acampar algún día en ensangrentado llanto. De tener que cargar con la rosa agusanada sobre el opaco lomo del que nunca fuera.


¡Librémonos!

De la matadura de la memoria voraz que atiza los relámpagos. Del desbocado potro que golpea en el pecho sus chispeantes cascos herrados por el viento. Del vórtice abierto que engulla nuestra esperanza desolada. De la desolladura del barro que seremos. Del errante diluvio de los párpados insomnes. Del estridente relincho del rayo de los pájaros.


¡Librémonos!

De tener que mear sangre en los hocicos de los gusanos o pagar peaje con vinagre de Mahfud. De tener que presenciar el duelo de una telaraña con la lluvia. O el de un colibrí con el sueño de una cerbatana. De tener que oírle a la lluvia un cante jondo. O asistir al entierro de una hormiga virgen. De tener que andar en puntillas sobre un silencio o liberar una estrella de una luz alpina.


¡Librémonos!

De tener que regresarnos de la muerte u oírle al mar sus coruscantes sinfonías de agua. De tener que cambiar de aldea. De que se desteja el encaje del sol enfurecido. De que se desgaje el transido corazón del hombre. De que se desate la noche de la guerra o se zafe el curricán del mar.


¡Librémonos!

De que nos sorprenda el aplauso de un pájaro salvaje o la madre del caracol huyéndole a la pena. De aquél que no conozca la tristeza. De las indómitas fieras de la guerra. De tener que ver los mil cielos sin estrellas. De que el sueño sea el camino de la muerte. De querer en alguna madrugada abrirse una vena o un ojo que nos dé la libertad eterna.


¡Librémonos!

De la culebra amarilla de la acera en donde guiñan nuestra vida los goznes de los miedos menguados de unos asnos escondidos en los postigos del tiempo, amarrados al fulgor de la garita quejumbrosamente polvorienta de la lluvia en suerte.


¡Librémonos!

De las sombrillas del corazón. Del desierto de las bolsas. De las zapatillas de las brujas. De las gusaneras del Palacio. Del abrazo de un ogro purulento. De un Judas vivo o un Vallejo muerto. Del hambre, digo, del hombre decente, parte de la Religión, ese viejo escondite, guarida de dioses, infiernos y demonios. Del corazón, ese tercer cojón del hombre. Del sidoso divino providente. De los cojones de la Divina Providencia.

¡Librémonos!

Foto de Enric sanjaume


28 junio 2009

Vídeo de Mi Soledad Y Yo - Alejandro Sanz

Los 83 mandamientos de Alejandro Jodorowsky (recogidos de Gurdjieff)


1.-Fija tu atención en ti mismo, se consciente en cada instante de lo que piensas , sientes, deseas y haces.
2.-Termina siempre lo que comenzaste.
3.-Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
4.- No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
5.-Desarrolla tu generosidad sin testigos.
6.-Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.7.-Ordena lo que has desordenado.
8.-Aprende a recibir, agradece cada don.
9.- Cesa de autodefinirte.
10.- No mientas ni robes, si lo haces te mientes y robas a ti mismo.
11.- Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
12.- No desees ser imitado.
13.- Haz planes de trabajo y cúmplelos.
14.-No ocupes demasiado espacio.-
15.-No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
16.-Si no la tienes imita la fe.
17.- No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
18.- No te apropies de nada ni de nadie.
19.- Reparte equitativamente.
20.- No seduzcas.
21.- Come y duerme lo estrictamente necesario.
22.- No hables de tus problemas personales.
23.- No emitas juicios ni criticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
24.- No establezcas amistades inútiles.
25.- No sigas modas.
26.- No te vendas.
27.-Respeta los contratos que has firmado.
28.-Sé puntual.
29.- No envidies los bienes o los éxitos del prójimo .
30.- Habla sólo lo necesario.
31.-No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
32.- Nunca amenaces.
33.-Realiza tus promesas.
34.-En una discusión ponte en el lugar del otro.
35.-Admite que alguien te supere.
36.- No elimines , sino transforma.
37.- Vence tus miedos ,cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
38.- Ayuda al otro a ayudarse a si mismo.
39.- Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.
40.- No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
41.- Transforma tu orgullo en dignidad.
42.- Transforma tu cólera en creatividad.
43.-Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
44.- Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
45.- Transforma tu odio en caridad.
46.- No te alabes ni te insultes.
47.- Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
48.- No te quejes.
49.- Desarrolla tu imaginación.
50.- No des órdenes solo por el placer de ser obedecido.
51.- Paga los servicios que te dan.
52.- No hagas propaganda de tus obras o ideas.
53.-No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatia, complicidad.
54.- No trates de distinguirte por tu apariencia.
55.- Nunca contradigas , solo calla.
56.- No contraigas deudas , adquiere y paga enseguida.
57- Si ofendes a alguien ,pídele perdón.
58.-Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
59.-Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
60.- No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
61.- No conserves objetos inútiles.
62.-No te adornes con ideas ajenas.
63.- No te fotografíes junto a personajes famosos.
64.- No rindas cuentas a nadie , sé tu propio juez.
65.- Nunca te definas por lo que posees.
66.-Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
67.- Acepta que nada es tuyo.
68.- Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien ,dí solo sus cualidades.
69.- Cuando te enfermes , en lugar de odiar ese mal , considéralo tu maestro.
70.- No mires con disimulo , mira fijamente.
71.- No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado , que les impida invadir toda tu vida.
72.-En el lugar donde habites , consagra siempre un sitio a lo sagrado.
73.- Cuando realices un servicio , no resaltes tus esfuerzos.
74.- Si decides trabajar para los otros ,hazlo con placer.
75.-Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
76.- No trates de ser todo para tu pareja, admite que busque en otros , lo que tu no puedes darle.
77.- Cuando alguien tenga su público no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
78.- Vive de un dinero ganado por ti mismo.
79.- No te jactes de aventuras amorosas.
80.- No te vanaglories de tus debilidades.
81.- Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
82- Obten para repartir.
83.- Si estas meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar…

Poema de Walt Whitman



Reconciliación


QUE a todos se diga: hermoso es como el cielo,

hermoso es que la guerra y sus lúgubres gestas sean al

fin derrotadas,

que sin cesar, Muerte y Noche, con manos fraternas y

suaves, las mancillas laven del mundo;

pues murió mi enemigo; un hombre, divino como yo mismo,

está muerto:

y le miro yacer, con blanco semblante y muy quieto, en el ataúd

-y me acerco,

me inclino, y rozan mis labios, en el ataúd, su faz blanca.

Versión de Màrie Manent


Foto de Jose Antonio Andres


Waclaw Wantuch Erotic Photos,


Exaltación del amor físico en el arte

26 junio 2009

Poema de Rosina Conde






Biografía



Hilda Rosina Conde Zambada nació en Mexicali, Baja California, en 1954. Desde 1958 radica en Tijuana. En esta ciudad ella ha estudiado, trabajado, y enseñado. Rosina proviene de una familia de la clase media, su padre tenía una joyería en Mexicali y después en Tijuana al mudarse. La mayoría de sus estudios básicos los cursó en Tijuana, con excepción de un año que estudió en Oceanside, California. De 1969 a 1971 regresó a Tijuana donde terminó la preparatoria antes de mudarse a la ciudad de México. En el D.F. estudió lengua y literatura hispánicas en la UNAM. En la ciudad de México colaboró en el diseño y confección de vestuarios y escenografías para Hugo Hiriart y otras compañías de teatro. Rosina Conde pertenece a la generación de escritores nacidos a principios de los cincuentas. Desde 1975 ha trabajado como maestra, enseñando desde literatura mundial, literatura de México y Latinoamérica, filosofía e inglés, además de composición en varias preparatorias en ambas ciudades del D.F. y Tijuana. También ha enseñado gramática, poesía y literatura a nivel universitario. Igualmente, ha sido directora de varios talleres de poesía y narrativa. Entre 1977 y 1979 dirigió el taller de literatura de la UABC en Tijuana. En 1982 fundó la editorial Panfleto y pantomima. Ha sido editora del COLEF y del COMEX. Ha editado las revistas El vaivén y Tercera llamada. Ha publicado varios libros de poesía, cuentos y novela. Ha ganado el premio Gilberto Owen en cuento y la beca del FONCA para creadores con trayectoria en el 2000. Además de escritora es cantante de jazz y blues, escenógrafa y guionista para televisión. Su obra rompe con los convencionalismos de la literatura escrita por mujeres en Baja California e inaugura un lenguaje más directo y expresivo en temas sexuales y problemáticas de la familia mexicana. Entre sus obras más importantes podemos mencionar: Poemas de seducción (poesía, 1981), De infancia y adolescencia (cuento, 1982), En la tarima (cuento, 1984), El agente secreto (cuento, 1990), De amor gozoso (poesía), Textículos (poesía, 1992), Bolereando el llanto (poesía, 1993), Arrieras somos (cuento, 1994), Embotellando el origen (cuento, 1994) y La Genara (novela, 1998). También varios de sus poemas han sido publicados en Parvada: Poetas Jóvenes de Baja California (1985), trabajo editado por Gabriel Trujillo Muñoz, Antología de la Nueva Narrativa Bajacaliforniana (1987), editado por Oscar Hernández. Además de muchos otros poemas publicados en revistas de Estados Unidos, Francia y México tales como Bird Cage Review, El Último Vuelo, Revista Mexicana de Cultura, Revista de Humanidades y Caravelle entre otras.





Paradoja




En esta ciudad


en donde las telenovelas son más


importantes

que la comunicación humana

mientras otros mueren de asfixia

un huérfano nace entre los escombros
Foto de leonorakarr

Poema de Julia Isasi Martínez.Copyright ©





Una viruta de Silvio
En estos días de asfalto febril
la luz se esconde tras los rostros de los amigos nuevos.
Los transeuntes sacuden el polvo de sus zapatos viejos.
Y yo, calzo de nuevo mis pies
para caminar, sobre los ojos cristalinos de tu destino.
dispuesta a quererte antes, ahora,
después...
En estos días de corazones ansiosos
que buscan vuelos al mas allá,
por quince días de relajación,
me pongo cotenta las manos,
dispuesta a la caricia que te quiso
antes, ahora,
después...
En estos días en que la muerte
nos persigue con ropa de noticiario
guadaña de plasma y de niños mutilados,
me pongo en el alma una flor
que llene de aroma tu pelo antes,
ahora, después...,



Bio-bibliografía


Nacida en 1973 en Madrid. Mientras cursaba sus estudios de Periodismo impulsó la tertulia poética Ostras versus Versos junto a varios compañeros. Con ellos publicó las obras colectivas Cristales en la Arena (1993) y Poemas egocéntricos, personales y plurales (1994). Desde 1998 forma parte del Aula de Encuentros del Círculo de Bellas Artes de Madrid, grupo con el que participa en recitales trimestrales y en el programa literario Voces de Minerva (Radio Círculo). Su libro Zoología marina, vertebrados terrestres, recibió en 2005 el Premio de Poesía Andrés Salom, convocado por la Asociación Taller de Arte Gramático.



El hombre que me muerde


no muerde en mí la carne, el pecho, el labio.


El hombre que me muerde


muerde de mí el instante


y sólo permanezco por su boca.


(inédito)

25 junio 2009

Poema de Angela Serna del libro " Luego será mañana" (en otra habitación )



Sólo siete días desde tu partida

y me parecen siete veces siete.


No sé quien eras quien eres ahora

mas no importa, tampoco sé quien soy

quien he sido hasta aquí.


Sólo sé que

desde la ventana entreabierta

de la habitación en la que escribo

me buscas me hablas me llamas igual

que las ramas del árbol del jardín de ayer.


Y por más que lo intento no puedo expulsarte

y me alío a tu silencio

que hoy más que nunca grita

desde una extraña dispuesta

para un parto siempre retrasado

que rompe aguas ahora...
Foto de JValentina

Un adios especial

El pasado viernes 19 de junio de 2009, era emitido entre las 18 y 20 horas, en el programa La Tarde en Canal Extremadura, el adios de los/as niños/as del C.P. Meléndez Valdés, a su director y maestro Pepe Masa.


http://tv.canalextremadura.es/tv-a-la-carta/videos/homenaje-al-director

24 junio 2009

Poema de Diego J. Gonzalez, del libro " Las estaciones Olvidadas "








Estas noches

frente

al mar

cuando

ruge
como

una tormenta

y te siento

fuera

salgo

llamándote

en el viento

que te

lleva

marcando

las distancias

y vuelvo

aquí arriba

a la habitación

a esperar

que entre

las olas

vuelva

a sonar

tu nombre.
Foto de Juan Villalobos Cabrera

Poema de Jordi Matamoros Sánchez





MIEDO A LA MUERTE.


Silenciosa y majestuosa avanza .
Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.


Silenciosa y majestuosa sonríe.

Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.

Silenciosa y majestuosa me señala.

Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.

Silenciosos y majestuosos nos alejamos.
Foto de Leonardo Majluf


23 junio 2009

Videoclip de Rodolfo Franco para la canción "Alucinação" de Comando Macondo (www.ilike.com/artist/Comando+ Macondo).






Poema de Pedro Javier Martín Pedrós del libro " Trozos de vida "





UNA TARDE DE PASEO


Si la existencia

fuera poesía.

No habría hombres

pudriéndose en guerras,


donde mueren

hasta las estrellas.

Poema de Itziar Mínguez Arnáiz, Del poemario Cara o Cruz



libros




a ti nunca te ha gustado leer


así que me los ofreces todos




para ti son sólo una carga


ocupan demasiado


además no los vas a leer




no sé por qué


pero eso multiplica


mi sensación de fracaso
Foto de Raúl Garrido

22 junio 2009

Poema de Pedro del Pozo. Del libro "Todas las puertas abiertas"

EN CADA PALABRA


está mi incapacidad de comunicación-

como un globo que se eleva

y se pierde de vista

y termina muy lejos de aquí-


Foto de Jose Luis Oviedo Hernandez

21 junio 2009

Poema de Aurelio Gonzalez Ovies




Toda la vida hablando


de amor


y no conozco más que el humo


y la ceniza:


sus metáforas.








De nada.


Foto de jc-vlc

Hacer por hacer - Miguel Bosé y Gloria Gaynor - VIDEO

Poema de Francisco Caro



Bio-bibliografía

Manchego, nacido en Piedrabuena (Ciudad Real), le llegó la poesía como la primavera a Soria, tarda. Luego comprobó que es un mal endémico, actual; en cualquier caso lamenta el tiempo que pasó sin escribir. En estos últimos cuatro años ha publicado Salvo de ti (Vitruvio 2006) Mientras la luz (Ciudad Real 2007) Las sílabas de noche (Valdepeñas 2008) Lecciones de cosas (Zaragoza 2008) y recientemente Calygrafías (Gijón 2009). Está en trámite de edición en Las Palmas Desnudo de pronombre.
Sus poemas han sido estimados en diversos certámenes, entre otros Juan Alcaide, Ciudad de Zaragoza, Tomás Morales y Ateneo Jovellanos. Sigue leyendo a ratos y escribiendo a fragmentos. Resiste.
Salvo de ti

Salvo de ti
de todo tengo celos
tu voz


de sal
la luz
y el mar
el mar es la memoria
a frontera
salvo de ti
de todo tengo celos
desnuda tú
desnudo
tierra y cielo
así quisiera.

(De Salvo de ti)





Foto de Eliseo Gutiérrez

Abrazos de náufrago



Desde la ventana de nuestro blog, queremos compartir con todos nuestros amigos este tercer libro“ Abrazos de Náufrago “ de la colección “Poesía en la distancia “, así iremos abriendo, poco a poco, las páginas del mismo.


Víctor Manuel García Méndez * Ángela Serna


Esta luz


de salitre desprendida


en el aire,


esta luz


que penetra las


hendijas


del tiempo,


esta luz que ilumina


las estancias


vacías,


el pasado que somos,


el hilo de presente


donde amarra la vida.

Esta luz tela de araña,


suavemente mecida por la brisa,


es el único vestigio de ti


que atesora mi silencio.


Foto de PhotoC





20 junio 2009

Physically challenged kids running race - Stalin

Recibo de Toño, un amigo, este video que me apetece compartir.
Creo que esto también es POESÍA


Mirad que manera de hacer deporte. Es toda una lección. Una vez oí decir que los pobres son el futuro y de ellos tenemos que aprender. ( Toño )


19 junio 2009

Poema de Josefa Virella




Datos biográficos:




“Nací en Huelva en 1968, soy maestra, he trabajado durante doce años en “Educación de Adultos” en centros de Huelva y sobre todo de su provincia. De esta experiencia me gustaría destacar la enorme calidad humana que he encontrado en los alumnos y alumnas a lo largo de estos años, su tremenda voluntad e ilusión son un signo que, evidentemente, les caracteriza.

En la actualidad pertenezco al colectivo de “Maestros de Educación Intercultural”, ubicado dentro del “Área de Educación Compensatoria” y desarrollo mi trabajo en los Centros Educativos de Palos de la Frontera ( Huelva). Nuestra principal misión consiste en posibilitar la integración social, educativa y cultural de los alumnos/as inmigrantes. Es una labor lenta, pero contamos con el apoyo de los compañeros/as, organismos oficiales, ONGS...y con nuestra esperanza.


Me gusta ponerle a la vida alguna melodía de fondo, especialmente una de Lennon: “Imagine”... a pesar de todo, sí, a pesar de todo".

Ha colaborado en diferentes revistas literarias, entre las que destacan: Océano y Hojas Nuevas ( Huelva), Cuadernos del Matemático ( Madrid), La Factoría Valenciana, Factorum (Vitoria), Ventana Abierta ( Badajoz), El Gua (Toledo), Estío ( Burgos), Etcétera ( Zaragoza), El Soberao (Sevilla), Amilamia ( Gasteiz).

De su faceta en relación con las artes plásticas mencionaremos que ha realizado varias exposiciones de pintura individuales y también colectivas, en Huelva, entre las que cabe destacar la realizada para el grupo literario “Madera Húmeda” en enero de 1999. Participó con sus poemas en la exposición de fotografías y poemas “El mar nos pertenece a todos” con J.L. Rúa y J.L. Silva, celebrada en La Antilla (Lepe) en Julio de 2002. También en la misma localidad, en julio de 2004, colaboró con poemas en la presentación de la exposición de pinturas de Adolfo Verano.

Ha formado parte del jurado del Certamen Nacional de Poesía “ Ciudad de Lepe” y del premio de Narrativa “ Dólmen de soto” de Trigueros.

Ha publicado:Su primera obra fue “Sombras azules” (Inédito), con posterioridad ha publicado el pliego “En cuatro poemas” (1998) y los libros:
“La tarde y el espacio : 1989” (Barcelona : La autora, 1992)
“La orilla del incendio” (Huelva : Diputación Provincial, 2000). Colección: Donaire; nº 5.
"Los Márgenes de los Días” (Huelva: Diputación Provincial, 2005). Colección: Cuando llega Octubre, nº 18

Aparece en las Antologías:

"Poetas por la Paz” (Huelva : Ediciones del 1900, 1995)
"Palabras sin Fronteras” ( I Encuentro de escritores Huelva-Algarve. 2002)
"Voces del Extremo IV : Poesía y utopía” ( Fundación Juan Ramón Jiménez, 2002)
"Invitados: Antología Poética (1995-2003) de Madera Húmeda" (Huelva : Madera Húmeda, 2003)
"Mujeres en su tinta : aproximación a la poesía de género en Huelva", selección, prólogo y notas, Uberto Stábile (Huelva : Caja Rural del Sur, 2004). Colección: "La Espiga Dorada; 1".

Referencias críticas en Internet:

Mª Victoria Reyzábal en “La sangre de la tinta femenina en Huelva”, en Papel Literario : Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria, nº 66 (Nº 511 impreso en Diario Málaga 09-05-04) dice de ella: “En los poemas de Josefa Virella, onubense también, el amor evocado en diferentes composiciones genera el núcleo a partir del cual se expresa la escritora. La vivencia emocional del encuentro o del desencuentro enmarcan los textos líricos”.

"Dos onubenses enriquecen la colección poética de la Diputación", Elena Manzano (Odiel Información, 4 de enero de 2006)
"Poesías entre la mitología y la introspección literarias", M.E.R. (La Opinión de Huelva, del 3 al


12 de Enero de 2006 )

Premios:

Obtuvo el primer Premio de Poesía de Ríotinto (Huelva, 1985)
Recibió el Premio Internacional de Poesía “Federico García Lorca” de Barcelona, 1991, por su obra “La tarde y el Espacio”.
Primer Premio de Poesía de Rute (Córdoba, 1997)
Accesit en el IV Certamen de Poesía Victoria Kent (2005)
Ha formado parte del Jurado del Certamen Nacional de poesía “Ciudad de Lepe”.



Ámame sin garantías,

sin esperanzas de futuro,

porque no te he pedido nada,

quizás no deba

y será mejor mordernos los puños y esperar

o esperarnos

sin que desesperes,

pero desesperados.


Desesperadamente te amo

sin condiciones ni calendarios,

a través de las ruinas de todas las prisas,

del norte al sur de tu balcón abierto,

quizás a un último viaje

donde desembocan todas las tristezas,

desesperadamente desesperados,

mordiéndonos los labios,

el corazón

sin apenas conocernos,

pero desbocados,

con el amor roto a jirones

por el deseo.


Ámame con uñas, con dientes

después, si puedes,

mejor será olvidarlo todo,

hasta la sinceridad,

derramar, lentamente,

el resto de la vida

en terrazas llenas de sol y sin cobertura.


Mejor será pensar que no ocurrió

que reine el silencio,

mejor, si quieres,

me llamas,

aunque sólo te responda el viento,

o pasee por tu puerta mi sombra

como un puñado de ceniza .


Foto de 1Rafael

Girapoema, Umo



HUMILLADO

Carne de yugo has nacido
más humillado que bello...
M. Hernández

Acelerados llantos de nuevas vidas,
llegan sin descanso a esta inhóspita tierra
persiguiendo una felicidad inexistente,
buscando desesperadamente el oxígeno escaso
con que llenar sus pulmones vacíos de esperanza.
Si juntáramos todas las tragedias vividas por el hombre,
todas las tristezas, todas las catástrofes de todos los tiempos,
no cabrían ni en mil Universos como este.

Las sombrías presencias que pululan en formas fantasmales
llenan de desconsuelo toda la tragedia y alegría….

Soy el que nació sin querer,
el que vino forzado al mundo.
Heredero de la vida y la desgracia,
jinete de atormentadas agonías
alumbradas por cirios gélidos y estrellados.
En la noche...y en el día,
desapacibles escarchas me desolan sin descanso.



Me hicieron como se hacen tantas cosas sobre esta tierra moribunda:
Sin objeto, sin consentimiento ni futuro,
sin esperanza.
Mi persona, tan frágil y minúscula,
depositada fríamente sobre este infierno terrenal
de abrasador fuego rojo gélido,
se consume cruda y lentamente
en la pobreza más absoluta.
Y nadie me tiende una mano...

Umo – España



18 junio 2009

Poema de Ángela Mallén







Palabra de elefante (Frangmento 1)
(Saint-Germain des Prés)

Llueve y llueve sobre el río, los paraguas, los misterios:
caracoles, flor de hibisco, gotas ácidas, salmones;


ciertos pájaros sin rumbo y sin nido;
una menguada luna de Mercurio y de Uranio;
otra luna creciente que pronto explotará.

Llueve sobre los desnudos, las fachadas, los deseos:
desventura, flor de tilo, estorninos, serafines;
el fuego de Perseidas, la escarcha y el maná.

Llueve y llueve sobre el río, los paraguas, los misterios.
Llueve y llueve sobre el polvo, las palabras, las estrellas.

Poema de Maria Magdalena Gabetta



Soy apenas

No soy viento,


soy apenas una brisa


que lleva en sus versos


un soplo de ternura,


buscando ingresar cual maga traviesa,


desplegando suavemente mis hechizos


en el corazón de quien me lea....




Transformándolo.


No conozco otra forma.

No descubro otra manera

de conjurar a los hados del amor.

Soy apenas...

el suspiro de una palabra

que ronda huérfana.....


Buscando cobijo.


Quisiera sembrar de huellas

el camino de los sueños,

para no extraviarlos.

Con letras enlazadas formar coronas,

conjugar bellos verbos,

impregnar nubes coposas

de lluvia refrescante

que humedezcan corazones áridos.


Reverdeciéndolos....


Quisiera ser la voz callada

que ingresa por los ojos

instalándose como única ocupante

de un corazón en soledad.

Un corazón aterido.

Un corazón que pide a gritos

volver a soñar......

Como el mío.
Foto de Marcelino Garcia

derechos de la mujer

Mi pequeño homenaje a ti mujer compañera inseparable...


Soy gota de agua que busca una simple
excusa para nacer en tu mejilla.
Voy viajando con tus alegrías y angustias,
con regusto. Este rato, esta noche
me siento
mano abierta,
trozo de pan,
copa de vino.
Estoy aquí, compartiendo todo, absolutamente todo
lo que estas sintiendo en este instante.
Es nuestro instante.
Sensación mágica,
duerme,
estoy aquí, ahí,
en el infinito.
Duerme, dormimos
¿sabes? ¡te quiero!


Pedro Javier Martín Pedrós.
Del libro " Travesía Interminable






i

Los derechos de la mujer en Marruecos

documental los derechos de la mujer

17 junio 2009

POEMA DE PEDRO JAVIER MARTÍN PEDRÓS.Copyright ©

POEMA DE GIOCONDA BELLI



REGLAS DEL JUEGO PARA LOS HOMBRES

QUE QUIERAN AMAR A MUJERES MUJERES


I

El hombre que me ame

deberá saber descorrer las cortinas de la piel,

encontrar la profundidad de mis ojos

y conocer lo que anida en mí,

la golondrina transparente de la ternura.

II

El hombre que me ame

no querrá poseerme como una mercancía,

ni exhibirme como un trofeo de caza,

sabrá estar a mi lado

con el mismo amor

conque yo estaré al lado suyo.

III

El amor del hombre que me ame

será fuerte como los árboles de ceibo,

protector y seguro como ellos,

limpio como una mañana de diciembre.

IV

El hombre que me ame

no dudará de mi sonrisa

ni temerá la abundancia de mi pelo,

respetará la tristeza, el silencio

y con caricias tocará mi vientre como guitarra

para que brote música y alegría

desde el fondo de mi cuerpo.

V

El hombre que me ame

podrá encontrar en mí

la hamaca donde descansar

el pesado fardo de sus preocupaciones,

la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,

el lago donde flotar

sin miedo de que el ancla del compromiso

le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

VI

El hombre que me ame

hará poesía con su vida,

construyendo cada día

con la mirada puesta en el futuro.

VII

Por sobre todas las cosas,

el hombre que me ame

deberá amar al pueblo

no como una abstracta palabra

sacada de la manga,

sino como algo real, concreto,

ante quien rendir homenaje con acciones

y dar la vida si es necesario.

VIII

El hombre que me ame

reconocerá mi rostro en la trinchera

rodilla en tierra me amará

mientras los dos disparamos juntos

contra el enemigo.

IX

El amor de mi hombre

no conocerá el miedo a la entrega,

ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento

en una plaza llena de multitudes.

Podrá gritar -te quiero-

o hacer rótulos en lo alto de los edificios

proclamando su derecho a sentir

el más hermoso y humano de los sentimientos.

X

El amor de mi hombre

no le huirá a las cocinas,

ni a los pañales del hijo,

será como un viento fresco

llevándose entre nubes de sueño y de pasado,

las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados

como seres de distinta estatura.

XI

El amor de mi hombre

no querrá rotularme y etiquetarme,

me dará aire, espacio,

alimento para crecer y ser mejor,

como una Revolución

que hace de cada día

el comienzo de una nueva victoria.

12 junio 2009

Poema de LUPE GARCIA ARAYA. Copyright © Del libro " Síntesis del alma "


ACABA DE LLEGARME LA PAZ:

Os comunico que acaba de

llegarme la paz.

La estaba esperando

desde hacia siete años,

la reclamé a los altos cargos

pero me dieron más guerra.

Fue solamente
una confusión de términos.

Ellos creyeron que era guerra

lo que hoy me llena de paz.

Os comunico que os quiero

más a todos

y que tengo más ganas

de luchar y de vivir.

He pintado de rojo mi habitación

y he albergado cien ilusiones

que andaban sueltas.

La lluvia ya no moja

como antes,

ni la tormenta.

me da miedo.
Mi hijo ya sabe lo que quiere

y yo he cambiado mi vida.

Muchos han vuelto,

pero siempre

falta alguien.



Foto de radona

The Beatles - A Day in the Life (with lyrics)

11 junio 2009

Poema de Esteban Martínez Serra,del libro " Palabras Indefensas "



Cuando vengas de visita no me traigas más palabras, te lo

( ruego.


No me queda más espacio en el cillero y en la fresquera

( no cabe

ni un adverbio.


Últimamente por cortesía te engaño y las escucho

pero cuando te das la vuelta o te vas con viento fresco

a contrarrembolso se las envío a ese nuevo inquilino tuyo

que te viene arreglando el sentimiento

a ver si se empacha de una vez de tanto adjetivo posesivo

y me deja en su sitio los recuerdos,

que aunque puedan parecerle antiguos y muy poco aseados,

todavía, amigo mío, no han prescrito.
Foto de Carmen Maldonado

Poema de Uberto Stabile

PAISA

oye paisa tu compra algo mireló, gafa, goro
bueno, bonito, barato paisa
tu compra algo mi…
pero es que no te enteras…
no quiero nada de ti moreno
ya todo lo tengo,
tus bosques, tus minas, tus piedras
preciosas, tus negras

toda tu piel y sal
y los leones enjaulados
y los bancos de peces,
hasta el color púrpura de áfrica
-el cuerno de la abundancia –
lo tengo yo…
pero oye paisa yo amigo tuyo
yo sólo busca trabajo en españa

sólo compra algo mi
yo hambre, yo no casa
yo amigo paisa, mucho amigo
no negro, tu no amigo mío,
esta no es tu tierra
yo tengo ahora el tiempo
y el fondo monetario internacional
y todas, todas las malditas
organizaciones no gubernamentales
para lavarme la cara y el culo
y venderte como siempre
lo que antes ya era tuyo
oye paisa pero yo siempre bueno
con tuyo gusta barsa y pallea
y mucho toro en sevilla
yo sólo hambre paisa
mucha hambre…
eres tonto negro,
tu nunca amigo mío,
tu hambre me da de comer
tu sed llena mis piscinas
tu mujer calienta mi cama
tus heridas de bala las fabrico yo
yo soy tu virus del sida negro
yo soy el blanco
de todas tus pesadillas.
no paisa no
yo siempre amigo tuyo
yo cuida bien tu familia
yo sólo tener la vida,
mucho querer y amor
y sonrisas
que paisa ya no tiene,
sólo eso paisa, la vida.
Foto de Feliciano Gil

Pablo Mora, Decretamos



DECRETAMOS


Que sólo haya día para el hombre.

Que se acaben las almohadas, las cobijas y que sólo haya ruanas para estar con el relente de las horas y saber qué nos dice cada noche el conticinio, cuando todas las cosas callan.

La diurnidad en las veinticinco horas de los relojes, sean de tierra, cuarzo o sol.

La vigilia permanente hasta que al amanecer, armados de una ardiente paciencia, entremos en espléndidas ciudades.

La visión permanente de la noche para escudriñarle sus secretos y ver en las madrugadas el alumbramiento o desbotonadura de las rosas.


En una palabra, el insomnio.


Insomnio en todo el territorio nacional culto, intelectual o no; urbano, campesino, rural o burocrático.

Insomnio para la creación de una Compañía Cafetalera o de Frailejones al servicio del insomnio, capaz de cubrir los trasnochos derivantes.

Insomnio para la editorial de la esperanza, para las creaciones que provengan de las medianoches y de las madrugadas, de mano con la brisa.

Insomnio para la suspensión provisoria de los debates sobre el orgasmo, el divorcio, el adulterio o el aborto.
Insomnio para la meditación general sobre nuestras cosas, verdades, engaños, dolos y mentiras.

Insomnio para la resurrección de Maiakowski, Baudelaire, el Chino Valera Mora, Ramos Sucre, Zalamea; Otero Silva y Rimbaud. Su resurrección en cada uno de nuestros actos y nuestros orgasmos, creadores o no creadores y procreadores.

Insomnio para el reconocimiento de los hijos del padrastro o del Espíritu Santo en pleno insomnio.

Insomnio para la gente, las flores, las ventanas, los cafetales, azulejos, espejuelos y apamates.

Insomnio para el serenatero, la chícara, las orquídeas y alambiques.

Insomnio contra el espantoso cáncer diurno que se cuela por las calles ciegas de concreto.

Insomnio para el viento, los torrenciales, las mariposas, los ventisqueros, pastizales y gusanos.

Insomnio para el ciego y sus costumbres.




Insomnio sin meleril, ativán, stelazine, sinogán o fenobarbital especial, que tanto daño hacen al insomnio. Para que dejen libres las aspas de la vida de una vez por todas.

Insomnio para cada uno de nuestros zancudos, implacables camaradas camuflados en los sueños, para que nos ayuden a despertar las piernas, la arrechera, nuestras ojeras, nuestros ojos

Insomnio para los espejos, las arrugas y caderas.

Insomnio general, con permiso de los psicólogos y sus hermanos, los psiquiatras.

Insomnio para los burócratas de manera que justifiquen las mañanas libres, tendidos nada más sobre “lo pendiente” de sus Planes Operativos.

Insomnio para que se acaben las misas matutinas y cada quien las celebre en su hogar, al mediodía o en la tarde, con su mujer y sus hijos o sus nietos, los gonzalitos, las golondrinas, los turpiales y las paraulatas.

Insomnio para verle las rosas pestañas a la aurora, la que será de ahora en adelante nuestra primera camarada, hasta darle un viraje a tanta sombra, puesta la mano en los arietes.

Insomnio para las enfermeras, de modo que no dejen morir las nuevas criaturas, los poetas que demanda la aurora del dos mil.

Insomnio a partir de la muerteviva de quien sabemos renace cada cien años cuando despierta el pueblo, siendo roja la rosa que recuerde su paso.

Insomnio para los diciembres, electorales o no, los que falten para verle la cara a la esperanza.

Insomnio para dar con el alma del paisaje o con el arma errante de Cantayumare, la que ha de acompañarnos en la lucha de este tiempo sin nombre todavía.

Insomnio para la paz entre nosotros, nuestros hormigueros, enramadas, bosques, solares, farallones y neblinas.

Insomnio en cada aldea del planeta, la más pobre en esta noche, la que no haya sabido de ningún milagro, la que esté virgen todavía o en el desierto gima.

Insomnio para que nazcan flores en las plazas y los campos y llevemos a pasear las mariposas a La Romería, La Parada, Mesa de Aura, París, Roma o Buenos Aires. A Los Chorros, a Los Médanos, a Canaima, Cachamay, La Hacienda o La Llovizna. A Las Coloradas, El Tequendama, El Chimborazo o Santa Marta.

Insomnio para los impotentes que no saben que el coito mayor se hace con el alma como los ouroboros cuando se desguazan a sí mismos con el alba.

Insomnio porque hay mucho que ver y que mirar mientras nazca la paz entre los hombres.

Insomnio para irnos con la noche y con la luna a buscar los duendes de la aldea.

Insomnio de ahora en adelante, Insomnio desde este ventanal iluminado, desde esta azulada atalaya enrojecida, para seguirle el paso a las batallas y emprender las que hagan falta todavía.

Insomnio cargado de neblina, siempreviva, amorardiente y también con las aguas del Torbes y del Quinimarí; del Albarregas, Cabriales, Orinoco o Caroní; Guanda, Plata o Tuira. Unas para espantar al diablo. Otras para enamorar las rosas y las abejas que aparezcan detrás de los caminos.

Insomnio quisqueyano, nicaragüense, andino. Oriental, cubano. Central, mundial, argentino. Peruano, maracucho o mejicano. Insomnio para el llano que duerme con la luna. Insomnio para el infortunio de Caracas que no sabe que tiene un ángel despierto entre su alma.

Insomnio hecho en Venezuela al lado del Caribe. Pensando en América, la Patria. Para el mundo de hoy de mañana. Con la gracia imponente de recias madrugadas.

Insomnio para los puentes colgantes, a riesgo, de nuestros mutuos ríos.

Insomnio hasta el último aliento de la vida.

Insomnio nada más para la noche.


Foto de: JUAN LOPEZ ORTIZ