11 enero 2016

Angela Serna







En las horas
previas
al alba

-sístole-
alguien persigue
la quimera de
una voz ajena
presentida
en el vertiginoso
discurrir
de una mano sobre la mesa

-diástole- :
éramos tú y yo
luego sólo yo
y el tiempo que confunde todo…

No hay comentarios: