06 junio 2016

Antonio Orihuela


En 1936, a Antonio Orihuela lo vinieron a buscaren un camión.


Delito:


- Ser amigo del alcalde socialista.-

Haber abierto un Casino Popular.

Le pegaron dos tirosy en paz.

Como Ángela Benabat

no dejaba de gritar,

un muchacho le estuvo dando culatazos,

con su mauser,

en la cabeza,

hasta mancharse su bonita camisa azul.

Por los mismos conceptos

su nieto tendría ahora un trabajo fijo en el Ayuntamiento,

y estaría forrado

a base de estrujarles el alma

a cinco trabajadores

-siempre menores de veinticinco años-.

A su mujer

le dirían: Señora

Este poema se llama

Historia de España.


[Poema extraído de la antología Once poetas críticos,

coordinada por el poeta Enrique Falcón, editada en 2007 por

Baile del Sol ).

No hay comentarios: