10 junio 2016

Begoña Abad






Toma las llaves de mi casa
y ve a descansar en ella.
Yo no estaré
pero me basta saberte
entre sus cuatro paredes
a mi cuidado.
En el silencio de cada día
he dejado miles de mensajes para ti
que podrían arrullarte
mientras llega el sueño.
Ahí sí, ahí sí quiero estar contigo.
Mi casa es un trozo de mi piel ahora.






No hay comentarios: