14 junio 2016

Faustino Lobato Delgado





Riamos porque el mar todavía tiene olas
y las playas vida. Riamos porque el malvado
tiene ojos y no ve la belleza de las tardes;

Riamos porque todavía hay niños que ríen,
porque volar es un deseo,
porque sobrevivir no es lo justo;

Riamos porque el llanto, la voz y los gestos no bastan.
Riamos por no haber perdido la utopía de los simples.
Riamos porque al final quien ríe el último ríe mejor.

Silencio
Sí, riamos porque la hartura no sofoca la luz
y las viñas siguen oliendo a otoño
y cada primavera anuncia
una respuesta a la esperanza.

Riamos porque el mundo es de los pobres
y la lluvia sigue abriendo surcos,
porque siempre habrá una voz
que impide quemar el canto del hombre libre.



Del poemario: Adán...



1 comentario:

Faustino Lobato dijo...

Gracias poeta por traer estos versos a tu blog. Gracias por compartir la palabra escrita.
Un abrazo desde Badajoz.