26 enero 2017

Mario Benedetti.




Posdata




Siempre queda algo por decir


un rencor un amor una sorpresa


un pedazo de vida insoportable


que sin embargo algo nos enseña


la vez que fuimos derrotados


cual si fuéramos ídolos de trapo


y la otra en que nos rozó un triunfo


de esos que no se tienen programados


siempre queda algo por soñar


llegar a una frontera tan remota


que queda más allá del horizonte


y por esa razón es seductora


y un intervalo casi oscuro


del que no nos libramos todavía


y que nos deja inmóviles mirando


a esa luna de tantas pesadillas


siempre queda algo por borrar


un aguacero un choque dos domingos


que a pesar de ser poco o casi nada


se resisten a hundirse en el olvido


siempre queda algo por buscar


digamos una paz sin atenuantes


y una conciencia boba que censura


pecados que son simples disparates


no queda nada que agregar


al menos encontré lo que buscaba


y si recuerdo alguna otra cosita


en todo caso agrego otra posdata

1 comentario:

Juan Pan dijo...

Qué bueno Benedetti, siempre tan acertado, tan inmenso, tan auténtico.
Un placer pasar por aquí, Pedro Javier. Saludos