08 marzo 2017

Librada Romero




Aun así-

Nunca supe amanecer sola,
y aquí me encuentro contando
las grietas de ésta pared
que ha sobrevivido a la lucha interna
de la razón y los años de ausencias.
Aquí me encuentro, descosiendo de mi
Cuerpo todas las palabras que hicieron
de mi vida, una convivencia con una extraña-
Aquí estoy cortando las hebras de un hilo que
defraudó a los amaneceres que prometían
compartir la estancia de tu cuerpo, con
mis huecos inacabados, y amarme en esa
trama que subyuga el espacio al tiempo.
Me encuentro, pensando:
_A donde voy, si no tengo destino
¿como sabré, si he llegado?
Quizás no me acostumbre a amanecer sola,
pero aun así, la noche nunca es eterna.




No hay comentarios: