11 abril 2017

Mar Blanco




PRINCIPIOS

Tengo que inventar la libertad,
para dejársela a mis hijas.
Amar en mí a todas las mujeres.
Exigir la parte del mundo
que nos fue arrebatada.
No me queda más remedio
que darle nombre a ese lugar.

Y gritarlo.
Vale la pena la esperanza
y el mañana donde anclar
mi decisión irrevocable.
El mundo está desnudo,
hambriento de igualdad
y de ternura.
No cambio mis principios
por finales de seda.

#Safecreative
"Mujeres que no quieren ser princesas"

1 comentario:

VERSOS DESABROCHADOS dijo...

Gracias Pedro Javier.