12 junio 2017

Walt Whitman



       



 Me celebro y me canto a mí mismo
    Me celebro y me canto a mí mismo.
    Y lo que yo asuma tú también habrás de asumir,
    Pues cada átomo mío es también tuyo.
    Vago al azar e invito a vagar a mi alma.

    Vago y me tumbo sobre la tierra,
    Para contemplar un tallo de hierba.

    Mi lengua, cada molécula de mi sangre formada por esta tierra y este aire.
    Nacido aquí de padres cuyos padres nacieron aquí y
    Cuyos padres también aquí nacieron.
    A los treita y siete años de edad, gozando de perfecta salud,
    Comienzo y espero no detenerme hasta morir.

    Que se callen los credos y las escuelas,
    Que retrocedan un momento, conscientes de lo que son y
    Sin olvidarlo nunca.
    Me brindo al bien y al mal, me permito hablar hasta correr peligro.
    Naturaleza sin freno, original energía.

No hay comentarios: