11 mayo 2018

Lu Sesma.




Llegué a tu mar en calma
con palabras nuevas
colgadas a la espalda,
mochila de agua salada.
Las palabras se me escaparon
de las manos y volaron

a las tuyas.
Las colocaste en la orilla,
me regalaste las tuyas,
con más luz, con más brillo.
Los pies se me enterraron
en palabras de otros lugares,
del horizonte lejano
que llegaban a borbotones
cruzando el mar turquesa.

Jugamos con tus palabras,
con las mías, con las suyas,
con las nuestras.
Las palabras se mezclaron,
nos reímos, nos emocionamos,
cantamos.

Fuimos colocando cada uno
nuestras palabras
en las olas que iban llegando
y las vimos partir,
formando versos alados
que volaban como aves migrantes
sobre nuestros cuerpos

cansados.
Llegué a tu mar
con palabras nuevas
entre los dedos, me aleje de allí,
con las manos llenas
de emociones azules
y el corazón abarrotado
de versos lejanos,

de amigos cercanos.

Mi gratitud a Germán y Felicidad por acogerme en su isla y hacerme sentir tan bien. Y a todos los nuevos amigos que me han dado tanto.
Foto: 30.4.16 Bahía de Palma.

No hay comentarios: