08 enero 2019

Pedro Javier Martín Pedrós.Copyright ©







Quiero beber de tu piel
y dejar la sed al borde
de tus deseos.

Perfumar tus andares
en el habitáculo de tu lengua
para que me des cobijo
en tu pecho
y habitarme las entrañas.

Quiero acariciar tus sueños
y bailar en este domingo
con la música de “la Mari de Chambao”.

Siempre es hermoso dar amor
saboreando un poema de Neruda,
y yo eternamente distraído
por la luz de este atardecer
de rebajas de enero.

Tengo el precio puesto
en la bufanda hace dos meses
para que me quites el frío
y no me devuelvas a los estantes
de las solitarias sacristías.


2 comentarios:

Ana García Briones dijo...

Es precioso Javier . Enhorabuena por tan hermoso poema.

Pedro Javier Martín Pedrós dijo...

Gracias Ana, me alegro te guste.