30 agosto 2016

MaLena Ezcurra





traje todo lo mío
no me quedé con nada
hay cosas que hacen
explotar la cabeza

tu primer poema
ese vinilo de jazz
mis manos ahí
las tuyas sosteniendo
el rojo desamparo

te dejo además
los cuervos que comieron
mi piel esa noche
de dioses ausentes

tomá
te dejo todo

a ver que hacés
con la belleza
del espanto

y con estas luciérnagas
que llevo
adheridas a mi vestido

justo ahora.



Begoña Abad




Para mis hijos


Vivo aún
sólo para que tú tengas
un lugar adonde volver siempre.




- Mario Benedetti.







"Te aseguro que la amo con mis cuatro sentidos
y no me hace falta el quinto.
En todo caso, nuestro quinto sentido
es el buen humor.
¿Qué más queremos?
Después de todo, mis manos no son ciegas.
La conocen bien."










29 agosto 2016

Jorge Novak Stojsic Sarac







cuando eras
caricia suave
apenas
tocando la piel
para no asustarla

cuando tus besos
decían cosas
y los míos sonreían

cuando tu desnudez
era encanto de ver
y volaba tu voz
detrás de la mía

y había palabras nuevas
y el placer de decirlas
endulzaba la lengua

y caminaban las manos
ávidas
abiertas
casi gritando

así de hermoso era



- Julia Gutiérrez






Podríamos ajustar nuestros versos
afinar el poema en tardes como esta
en la que la poesía llama a mi puerta
pero pregunta por ti,
corretea por la casa como una loca
y porque te intuye, te busca,
rastrea tus huellas siguiendo tu olor.
Y ahora se ha ido, justo antes de que yo
escriba una sola letra.
Sabe que si encajáramos una estrofa tuya
con un fragmento hecho por mí,
serían ellas, las palabras, quienes dijeran
que en estas tardes, sobre un papel,
hay una forma nueva de querernos
y que al recitarnos hacemos de mi casa tu hogar
y de su música creamos nuestro mundo
y eso es algo bueno
al menos, en mi caso.







Comentar

28 agosto 2016

27 agosto 2016

Walt Whitman





LO QUE SOY DESPUÉS DE TODO



¿Qué soy, después de todo, más que un

niño complacido con el sonido

de mi propio nombre? Lo repito una y otra

vez,

Me aparto para oírlo -y jamás me canso de

escucharlo.

También para ti tu nombre:

¿Pensaste que en tu nombre no había otra

cosa que más de dos o tres inflexiones?




Ana García Briones







 "El más terrible de los sentimientos es tener la esperanza perdida".
A Federico García Lorca víctima fatal de la Guerra civil española.
Aún se escucha
un murmullo de dolor ,
el grito ahogado
que encierran los muros.
Aún se siente
el escalofrío del odio
la sombra de la libertad
acechada por la intolerancia.
Aún vuelan
más allá de la muerte
tus versos con anchos sueños
mientras tus huesos yacen
en la tierra del sur.
Aún sobre las piedras
nacen flores y versos
en tu nombre,
son un canto libre
que viene volando
y ahuyenta el frío de la injusticia.

Ana García Briones. Copyright ©







26 agosto 2016

Pedro Javier Martín Pedrós






No me gusta sentir
mis manos vacías.
Me agrada acariciarlas delicadas,
llenas de amor.
No me gusta la gente que no transporte
en su miradas copitos
llenos de imán.
Necesito, me agrada,
la atracción mutua.
Dos gotas de agua si
las acercas mucho, se funden.
Así,
pude crear algunos versos
con olor a humanidad.
No me gustan los días grises,
los azules
siempre fueron fieles compañeros
en mis viajes a ninguna parte.
A tientas,
las metáforas me
salvan del precipicio de tus labios.



.
De Poemas para la vida



Elízabeth Carranza




LA LLAVE

Quién tiene la llave
que abra los confines
del tercer cielo,
cansada ya voy
de las mismas puertas
que no conducen a nada.
He agotado los silencios,
las flores y los besos;
he cantado a las piedras
del camino y su adusto rostro
permanece igual.
Le he escrito cartas de amor
al bullicioso viento
al escurridizo tiempo
al imponente mar
a la solitaria luna
a las hormigas
las ranas
las bocas rojas
y un enjambre de circunstancias
no más que guardan silencio.
Y jamás olvidé escribirle a la nada que hoy lo llena todo.
Dónde está la llave
de los secretos
la que guarda la alquimia
de unos besos?
la que convierte una mirada
en sueños de amor eterno?


Patricia Liliana Boero

AURORA CONSURGENS I




El uno cambia su aliento
sobre el vaso de estrellas
pasa por el cedazo el alfabeto
remite toda nada hacia su gesto táctil

talladura del ojo,
de la boca, del hambre de tocar
mesa tendida
copas, que no se alzan.

El otro, aterida la mano
que penetró en lo hondo
y abrió un pozo en el pecho
la extiende hacia el vacío.

La sangre se coagula,
y esboza un corazón
de alas batientes.

Hijo de todas las rozaduras de la espina
se exilia de raíz,
puertas afuera.

La casa es su abertura
y hasta el final del escalón
hacen los vientos remolino.

¿No es acaso el desierto
canto de mares que no se han retenido?

También lo hueco
vibra
con lo que fue arrancado.


Patricia Liliana Boero

25 agosto 2016

GABRIELA MISTRAL

 



Adiós


En COSTA lejana
y en mar de Pasión,
dijimos adioses
sin decir adiós.
Y no fue verdad
la alucinación.
Ni tu la creiste
ni la creo yo,
"y es cierto y no es cierto"
como en la canción.

Que yendo hacia el Sur
diciendo iba yo:
Vamos hacia el mar
que devora al Sol.

Y yendo hacia el Norte
decía tu voz:
Vamos a ver juntos
donde se hace el Sol.

Ni por juego digas
o exageración
que nos separaron
tierra y mar, que son
ella, sueño y él
alucinacion.

No te digas solo
ni pida tu voz
albergue para uno
al albergador.
Echarás la sombra
que siempre se echo,
morderás la duna
con paso de dos...

Para que ninguno,
ni hombre ni dios,
nos llame partidos
como luna y sol;
para que ni roca
ni viento errador,
ni río con vado
ni árbol sombreador,
aprendan y digan
mentira o error
del Sur y del Norte,
del uno y del dos!

Juan Pan García





YO SOY

Soy  agua y aire impregnado con esencias de romero y  retama  de  la sierra gaditana.
 Llevo en la sangre la fortaleza de la encina, la bondad del trigo, la  dulzura de la uva, la resiliencia  de la parra, la frescura del agua de sus montañas.

La bravura de las reses bravas cincela mi carácter indómito
Soy leal con quien me quiere, a pesar de sus defectos,
cual perro fiel que guarda la casa y sigue a sus amos y les sirve incondicionalmente, con el amor reflejado en la mirada.
Mi corazón es fuego, como el sol que nos despierta  cada mañana. Es tierno y cálido, como  pan recien sacado del horno.
Es inocente como un niño, entregado como una novia.
Es transparente, como el rocío que besa  los  geranios de las ventanas.
Todo lo soporta, en la gente confía,  y se deja llevar por los sueños, aunque a veces éstos fracasan.

Mi alma, noble y cándida,  se entrega totalmente a la persona que ama.
Es delicada como la brisa veraniega que besa tu cara.
Es decidida, como la espuma de las olas que rompen en la playa,  ésas mismas que te abrazan  cuando te bañas.

Mis manos... Mis manos son pequeñas, no pueden abarcar todo lo que ellas quisieran.
Son ellas las que escriben y pintan; ellas, las que expresan lo que siento.
Las mismas que me convertirían en Dios, vida mía,  si te acariciaran.




24 agosto 2016

Diana Rios





Mi mirada está en el cielo,
el pájaro emigra con las nubes
que oscurecen mi cara
si yo pudiera volar
me digo mientras intento ponerme alas de papel.
me caigo y recapacito,
las debo implantar en mi cabeza.
empiezo a repetir la palabra
Vuela. 




Uberto Stabile









Dice Gillespie

Dice Gillespie que la muerte no es lo peor
que no es el dolor la mejor escuela
ni el hambre nos convierte en héroes.
Dice Gillespie
que nos son más fuertes quienes más pueden
que lo son quienes más resisten
quienes de la derrota levantan victorias.
Dice Gillespie
que lo más peligroso no es el peligro
que lo más peligroso es la seguridad
con la que eludimos diariamente el peligro.
Dice Gillespie
que no es un hombre acabado
que es un hombre que está acabando
que nunca el final sustituye al fin,
porque en realidad,
dice Gillespie
que le dijo Parker
que le contó Cortazar
que en lugar de hacer el amor
ya va siendo hora
de que el amor nos haga.  

23 agosto 2016

Marisol Bohórquez Godoy





REFUGIO

Fui dejando escapar todos mis días
a través de las profundas grietas cavadas en el tiempo
como el agua que se filtra entre las rocas.

Así me oculto de la vida…
Bajo la risa suspendida del ocaso
soy desierto sin piel
que busca refugio;
un soplo del viento
que integre de nuevo mi imagen de arena.




María Luisa Domínguez Borrallo





APRENDO

Aprendo a no hacer ruido
a ser centro en la diana
y fuego en tus manos.
A estirar la palabra
hasta hallarte en una tilde.
A esconderme en un acorde
que ya late en tu cabeza.
Aprendo que todo lo escrito
se marcha de los renglones,
que la piel sana
si tu besas mis heridas.
Aprendo que conoces
cada volcán apagado,
cada miedo y cada excusa,
que sabes lidiar con la fiera
y que has decidido quedarte



22 agosto 2016

GABRIEL CELAYA



Cerca y lejos




Más allá del pecado,
indecible, te adoro,
y al buscar mis palabras
sólo encuentro unos besos.


En el pecho, en la nuca,
te quiero.

En el cáliz secreto,
te quiero.

donde tu vientre es combo,
fugitiva tu espalda,
oloroso tu cuerpo,
te quiero

María José Collado

           




Atrezo
                             A Federico García Lorca
El pudor de las ciudades
nunca fue un obstáculo
para tomarle el pulso a sus ríos,
a los peines tensados de sus puentes,
a las bóvedas de sus catedrales,
al espacio emergente de los edificios
que desafían la verticalidad.
Cruzas el semillero de los barrios,
las arterias del frío, los sótanos,
la anemia de las casas,
orfandades mayúsculas,
las sierpes del humo que danzan
en los tugurios, la música.
Te conmueve el clavel desgajado en las bocas
de las hembras sin sueños,
la amapola salvaje en la vena vencida,
en la madrugada vendedores de orquídeas,
el lodo, el estigma en la frente de un niño.
La raya de tu pelo se deshace
alborotada en mil senderos
y le crecen silvestres lirios
al cuaderno del tiempo.
Prematura intuición
que sesgaron las balas,
más allá de las tapias
relámpago tu nombre.





21 agosto 2016

Edgar Allan Poe







Solo
    Desde mi hora más tierna no he sido
    Como otros fueron, no he percibido
    Como otros vieron, no pude extraer
    Del mismo arroyo mi placer,
    Ni de la misma fuente ha brotado
    Mi desconsuelo; no he logrado
    Hacer vibrar mi corazón del mismo modo
    Y, si algo he amado, lo he amado solo.

    Entonces, en mi infancia, en el albor
    De una vida tormentosa, del crisol
    Del bien y el mal, de su raíz misma
    Surgió el misterio que aún me abruma:
    Desde el venero o el vado,
    Desde el rojo acantilado,
    Desde el sol que me envolvía
    En otoño con su pátina bruñida,
    Desde el rayo electrizante
    Que me rozó, seco y rasante,
    Desde el trueno y la tormenta,
    Y la nube suave y clara
    Que, en el cielo transparente,
    Formó un demonio en mi mente
    .