22 octubre 2018

Begoña Abad




No podré hablar de mis hermanos,
no podré llorar con ellos
la ausencia de los padres,
añadiré su ausencia a la hondura de mi dolor,
con nadie recordaré la infancia,
con nadie repartiré las fotos, los anillos.
No podré preguntarle sobre lo olvidado,
yo siempre desmemoriada,
y tampoco elegiremos juntos
las cosas de las despedidas:
el féretro, las flores, los cierres de las casas, los abalorios…
Siempre tuve esa negrura a cuestas
pero sé, sin embargo, que he de estar a solas
para estar contigo.



Inés Díaz Rengel




CUANDO LA ROSA SE MARCHITA, 
VALORAMOS SU BELLEZA

Fue al dejarme cuando sentí la influencia
que había tenido en mi vida.
Siempre he sabido cómo fue ella,
pero no me detenía a pensar
que ese aroma, esa humildad,
esa luz, esa sonrisa…
iban calando en mí como llovizna,
y todavía intento ser permeable,
no hay lluvia mejor
que la que una madre irradia,
no sé si yo lo he conseguido.
Su filantropía era lo que me atraía de ella,
de lo que daba con su derecha
no se enteraba su izquierda.
Si me atrevo a decir
que he bebido de su fuente
es porque era una enamorada de su obra,
 sus hijos,
y decía siempre:
“El tiempo que pasé con ellos
fue lo que me hizo importante”.
Yo sigo aquí inmortalizándola,
varada a la orilla de mis evocaciones.
Aunque su memoria se cubrió de cenizas,
su recuerdo resurge siempre
como un sol recién estrenado.





       

21 octubre 2018

Jose Ángel Valente

La imagen puede contener: cielo y texto

ANA GARCÍA BRIONES



LA FELICIDAD


La felicidad
no es una marca
ni una oferta
en la planta baja
de un centro comercial.

Allí, no cabe el cielo
ni la lluvia , ni el mar,
no hay pájaros
y el silencio
se confunde con el ruido.

Las virtudes de esta sociedad
del insomnio
me hacen emigrar
hacia las nubes.

Desde el rojo acantilado
de la locura
desnudo la luz
para inhalar bajo mi almohada
las flores que perfuman
mi existencia.


Violines sin música

20 octubre 2018

Felix Morales Prado







El sonido claro de las campanas cae hacia arriba
en el cielo de una tarde de otoño
y el retrato del alma está en el arabesco
de una pared descalichada.

José Antonio Fernández García









AUSENCIA
Extender los brazos entre las sábanas
mientras las luces opacas de una cartelera se vende en las esquinas,
con la sed agónica de una rosa a mediodía,
a lomos de un corcel blanquísimo ajeno a la luna
y caer herido
en la frivolidad de la sed,
en el crepúsculo invernal de ese lado hueco de la propia alcoba.

Extender los brazos entre las sábanas
con una esmeralda tapizada en la boca
mientras tu nombre sobrevuela el aire
pestilente de las almohadas
como un suspiro envuelto entre rejas,
para reventar el tacto en el marco de una puerta sellada,
en la gota de una lágrima silenciosa y desapercibida.

Extender los brazos entre las sábanas
y replegar el corazón en la noche: abrir de par en par
las ventanas
para estallar en plena luz artificial de un cartel
a precio de prostíbulo
y destrozar el alma, al fin, con un beso sin azucarillo
que nazca desde el espejo del recibidor, sucio y frío.



19 octubre 2018

Jorge Novak Stojsic Sarac






se ha ido despacio
la última tarde de diciembre

sólo los solitarios
saben
cómo pasa el silencio del tiempo

llueven sobre las ciudades
pétalos de flores de almendro

tristeza blanca
que tapan
los ojos limpios de los amantes

ay poeta
que sólo vives acariciando versos






 

Cristina Liso Aldaz






ACUARIO


Quiero la pureza silenciosa
de tu mirada infantil
al apoyar tus pequeñas manos
sobre el frío cristal del acuario.

Quiero a los peces y a la luz de ese mar
sonreír,como tú, ir con ellos a la deriva
sin carga alguna de miedos,
dejarme guiar por mis ojos asombrados,
por la confiada luz entre las rocas.





18 octubre 2018

Pedro Javier Martín Pedrós





DEL POEMARIO : Violines sin música ( Corona del sur )


Paqui Aquino








Una mañana cualquiera abro mi móvil y leo "suerte".
Una mañana espero que me persiga,
que me encuentre.
No se que día ni a qué hora me visitará.
Yo estoy prepara para recibirla:
con mis ganas de cambio, con mis deseos de sueño, con la ilusión de compartirla.
La busco en los rincones de los palacios, en las puertas de las sinagogas, en las huellas de mi camino.
Hay días que esta conmigo, hay días que sólo se asoma a verme
y hay días que no aparece.
Así se forja mi suerte.



Eva García Madueño




Aún te puedo ver cuando -al cerrar los ojos-
evoco pedacitos del legado
por ti depositado con esmero
en las aguas azules de mi pecho.

Una pompa de jabón
una ola
la nube -que escapó de mi cabeza-
la estrella que cada noche prendías
-para que no tuviera miedo
a la oscuridad-

Aquel pedacito de arco iris
que me regalaste
después de jugar a saltar
en los charcos.

El atardecer de tu sonrisa.
Y los columpios.
Y así -con la mirada hacia dentro-
inhalo profundamente
y en el centro de mi corazón
aún puedo sentir tu fragancia

la calidez de tu mirada
y tu amor.



(a mi madrina)

17 octubre 2018

Uberto Stabile



   Uberto Uberto 

 

 


PAISA




oye paisa tu compra algo mireló, gafa, goro
bueno, bonito, barato paisa
tu compra algo mi…
pero es que no te enteras…
no quiero nada de ti moreno
ya todo lo tengo,
tus bosques, tus minas, tus piedras
preciosas, tus negras

toda tu piel y sal
y los leones enjaulados
y los bancos de peces,
hasta el color púrpura de áfrica
-el cuerno de la abundancia –
lo tengo yo…
pero oye paisa yo amigo tuyo
yo sólo busca trabajo en españa

sólo compra algo mi
yo hambre, yo no casa
yo amigo paisa, mucho amigo
no negro, tu no amigo mío,
esta no es tu tierra
yo tengo ahora el tiempo
y el fondo monetario internacional
y todas, todas las malditas
organizaciones no gubernamentales
para lavarme la cara y el culo
y venderte como siempre
lo que antes ya era tuyo
oye paisa pero yo siempre bueno
con tuyo gusta barsa y pallea
y mucho toro en sevilla
yo sólo hambre paisa
mucha hambre…
eres tonto negro,
tu nunca amigo mío,
tu hambre me da de comer
tu sed llena mis piscinas
tu mujer calienta mi cama
tus heridas de bala las fabrico yo
yo soy tu virus del sida negro
yo soy el blanco
de todas tus pesadillas.
no paisa no
yo siempre amigo tuyo
yo cuida bien tu familia
yo sólo tener la vida,
mucho querer y amor
y sonrisas
que paisa ya no tiene,
sólo eso paisa, la vida.

Luis Cernuda



No decía palabras,

acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,

porque ignoraba que el deseo es una pregunta

cuya respuesta no existe,

una hoja cuya rama no existe,

un mundo cuyo cielo no existe.


La angustia se abre paso entre los huesos,

remonta por las venas

hasta abrirse en la piel,

surtidores de sueño

hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.


Un roce al paso,

una mirada fugaz entre las sombras,

bastan para que el cuerpo se abra en dos,

ávido de recibir en sí mismo

otro cuerpo que sueñe;

mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne,

iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.

Auque sólo sea una esperanza

porque el deseo

es pregunta cuya respuesta nadie sabe.



GEORGINA PEREZ DE NOVOA

AYER ES HOY



Ayer es hoy...
y muero de tu ausencia...Porque en tu presencia
viviría eternamente vida mía...¡



16 octubre 2018

Antonio Perejil Delay




A UN SOLDADO ISRAELÍ



Me das pena, soldado,
me das pena.
Crees que porque tienes en tus manos
un fusil o una metralleta,
eres más fuerte
que el niño que se juega la vida
por su madre…aunque ya esté muerta.
Pero simplemente eres
el eslabón de una cadena,
que ha sido forjada para alimentarse
de la sangre ajena.

Me das pena, soldado,
me das pena.
Sabes que eres un criminal
y que solo te alimentas
de vidas inocentes;
pero debería darte vergüenza
asesinar a niños
en Gaza, en Damasco o donde sea.

Antes de apretar el gatillo
y apuntarle a cualquier niño en la cabeza,
deberías pensar en tus hijos
y en la mujer que cada día los besa…
pero tú solo aprendiste
a matar criaturas indefensas,
para que te den como premio una insignia de hojalata
y la puedas lucir en tu chaqueta.

Me das pena, soldado,
que un niño cualquiera
te desafíe a muerte
con un tenedor y ojos de fiera.


Foto bajada de la Red

Carmen Castejón Cabeceira @



No es fácil olvidar
hay que persistir mucho anulando los recuerdos.
mis pulmones respiran de tu nombre
mi memoria te sabe y no me dan las cuentas
de números de atrás.
En cambio mi pasado antes de ti está en blanco.
No quisiera mentirte ni mentirme
pero creo que no seré capaz
de abandonar tu tiempo.
Porque tal vez
sea el único tiempo que no quise morirme.



15 octubre 2018

María José Leblic.




Yo se que algún día, no muy lejano, asomará
tu voluntad de mostrarme la lírica, y padecerá mi
alma la locura, rodeada de puestas de sol, de
vuelos enamorados, de luces de otoño, cubriendo
el desasosiego.
Yo se que algún día, no muy lejano, volverá el claro
gesto de tu mirada.
No hay kilómetros en el pensamiento, solo desconsuelo
que acobarda y se desvía hacia la realidad.
Aprieta tu ardor y regala una guirnalda de sudor,
que queme lo que siento, para así apresurar la aurora, y
mi llanto para siempre.


Walt Whitman







Si te cansas dame tu carga y apóyate en mi hombro,
Más tarde harás lo mismo por mí...
Porque una vez que partamos, ya no podremos detenernos.
Hoy, antes del alba, subí a la colina, miré los cielos
Apretados de luminaria
Y le dije a mi espíritu: cuando conozcamos todas 
Las cosas que contienen ¿estaremos ya tranquilos y satisfechos?
Y mi espíritu me dijo:
No, ganaremos esas alturas solo para continuar adelante.




14 octubre 2018

ahmad shamlú*







Pensar...

Pensar 
en el silencio.

El que piensa
necesariamente cierra los labios
pero cuando el destino
herido e inocente
lo llame para dar testimonio
hablará con mil lenguas.

*la traducción es de Clara Janés y de Sahán y Ahmad Taherí.

Antonio Ruiz Bonilla




De los sentidos me brotan
enredaderas;
me hunde esta espesura, este
sopor de selva;
sobrevivo del
humus que deja tu
ausencia…