lunes, 10 de agosto de 2020

Begoña Abad


Mis tareas diarias contra el espanto:
Ser mejor que ellos.
Amar más que ellos.
Diferenciarme de ellos.
Mantenerme firme cuando mire a los ojos, que no me tiemble la mirada, que no me permita un gramo de odio.
No permitir que pisen un gramo de lo que SOY, a pesar de la fuerza de sus botas.
Mantener mi tristeza al borde, que no invada mi espacio de la alegría de reconocerme.
Aprender siempre y saber que no sé nada.
Saber cuál es mi sitio y cuidarlo con la misma energía que humildad.
Trabajar también para el otro.
Seguir sabiendo que esto no acaba aquí, que la vida es otra cosa.
Poner poesía contra la ceguera, la violencia, la sinrazón…
Sonreír y acariciar a ser posible.
Dar mi mano.
Dar mi aliento.
Dar-me.


La imagen puede contener: Begoña Abad, sonriendo, sentado y exterior

Pablo Neruda

  

La noche en la isla

TODA la noche he dormido contigo
junto al mar, en la isla.
Salvaje y dulce eras entre el placer y el sueño,
entre el fuego y el agua.

Tal vez muy tarde
nuestros sueños se unieron
en lo alto o en el fondo,
arriba como ramas que un mismo viento mueve,
abajo como rojas raíces que se tocan.

Tal vez tu sueño
se separó del mío
y por el mar oscuro
me buscaba
como antes,
cuando aún no existías,
cuando sin divisarse
navegué por tu lado,
y tus ojos buscaban lo que ahora
-pan, vino, amor y cólera-
te doy a manos llenas
porque tú eres la copa
que esperaba los dones de mi vida.

He dormido contigo
toda la noche mientras
la oscura tierra gira
con vivos y con muertos,
y al despertar de pronto
en medio de la sombra
mi brazo rodeaba tu cintura.
Ni la noche, ni el sueño
pudieron separarnos.

He dormido contigo
y al despertar tu boca
salida de tu sueño
me dio el sabor de tierra,
de agua marina, de algas,
del fondo de tu vida,
y recibí tu beso
mojado por la aurora
como si me llegara
del mar que nos rodea.


domingo, 9 de agosto de 2020

Toni García Arias

 

Poesía.

Después de varias copas,

de humo de cigarrillos, risas,

alguien me preguntó
inesperadamente
¿qué es para ti la poesía?
Contesté que, si bien,
no creía en definiciones,
la poesía se semejaba más a una enfermedad
que a una ciencia.
Hablé de rimas, de locuras y de autores.
Mentí.
Mentí, dolorosamente.
La poesía no es más
que esta lucha desigual
contra lo que nos hace el tiempo,
esta manera de recordarte
a todas horas,
el único modo de retenerte
en el instante preciso,
sin futuro ni pasado,
junto a mi, eternamente.
Es este modo de perderlo todo
a manos llenas.

El Día Mundial de la Poesía cumple 20 años - RTVE.es

Lucía Fernández Núñez


A veces
me subo a tu risa
y en ella
me quedo a vivirte
durante unos segundos.
Otras,
prefiero mirarte en silencio
procurando atender
a tus palabras,
aunque siempre acabo
perdiéndome en tus ojos
para encontrarte de nuevo.
Tus manos
saben leer mi cuerpo,
lunar a lunar,
cicatriz a cicatriz,
respirando en las comas
y parando en cada punto...
dando la entonación perfecta
a esta piel madura
que me viste
las ganas de ti.
Tus pies y mis pies
caminan en paralelo,
pero a ratos
nos enreda la vida
y caemos de bruces
sobre un mismo cielo.
Cielo. Lucía.


La imagen puede contener: Lucía Fernández Núñez, sonriendo, primer plano

sábado, 8 de agosto de 2020

Toni García Arias

  La casa vacía



Uno habita una casa y está solo. Se han ido

lentamente los sonidos
como aves de otras latitudes que alzan el vuelo
y sin previo aviso
se llevan el sabor a verano, el desorden
de la risa, los verbos que otros ofrecen a nuestros labios.
Han vuelto las hojas a enredarse en el viento,
a arrastrase con pereza sobre Septiembre
y llenan de nombres la distancia.
Uno habita una casa y está solo. En una habitación vacía
ordena el aire
y pierde la precisión del lenguaje
desangrándose, como el mar,
en olas para nadie.

91. LA CASA VACÍA (RADIOTEATRO DE SUSPENSO Y TERROR) - YouTube

José Agustín Goytisolo


PALABRAS PARA JULIA

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.
Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.
Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.
Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.
La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.
Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.
Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.
Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.
Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.
Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.
La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.
Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.
Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.
Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.


La imagen puede contener: una o varias personas

viernes, 7 de agosto de 2020

Lucia Dominguez Lopez


la foto del perfil de Lucia Dominguez Lopez, La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, primer plano



 Miras tu cuerpo desnudo

y sólo ves poemas
expirando
entre tus muslos,
ahogados de tantos
días desnutridos
te acobarda la soledad
es por eso que tiemblas.
No, no hace frío....

L.D.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas