16 enero 2019

Paqui Romero Nuñez





Momento a momento, 
pedazo a pedazo...
y así fue como poco a poco 
fue haciendo su camino 
y labrando su historia; 
hilvanando todos sus sueños 
con hilos de colores...


-Marcos Ana-











Mi vida,
os la puedo contar en dos palabras:
Un patio
y un trocito de cielo
por donde a veces pasan
una nube perdida
y algún pájaro huyendo de sus alas.

15 enero 2019

Ramón Llanes Domínguez







AMIGO MUNDO


Amigo mundo
te cambio tu fusil por estos versos,
te cambio tu almanaque de terror
por la ternura de cualquiera de mis besos,
te cambio tu metralla y tu valor
por una tarde de lluvia en la ventana de mi pueblo,
te cambio el malestar de tu misión
por la paz que se cuida en mi respeto.
Amigo mundo,
te cambio tus bombas de combate, tu camión,
tu uniforme, tu trinchera, tu bastón,
por la concordia cálida de mis credos,
te cambio todo el hambre de tu sinrazón
por un rato de música, por un silencio,
por una melodía en do menor
que cantamos todos aquí al estar contentos,
te cambio tu himno por mi canción
o tu escopeta de matar por mi cuaderno
donde escribo de mi y de los nuestros,
te cambio tu odio y tu aspecto de invasor
por la mejor historia de los hombres buenos,
te cambio tu discordia por mi pasión
y tus guerras te cambio por mi afecto,
te cambio las desigualdades, te cambio tu decisión
de proteger menos a los más honestos,
de descuidar tanto al corazón,
de fomentar la miseria, de desterrar lo cierto,
de consentir a capricho que el error
sea la bandera más insultante de este tiempo.
Amigo mundo,
te invito a un minuto de Paz y otro de amor
y si me aceptas, mi alma entera te la entrego
para que con ella cambies siempre de opinión
y contigo todas las esperanzas alcancemos
y  esta utopía posible tendrá el color
del sentido más humano de todo nuestro universo.



Jorge Novak Stojsic Sarac








Dicen
que hay tristeza
en los almanaques

me acaba de saludar
el último sábado del año

me pidió perdón
y se fue cabizbajo
despacio
y arrugado



14 enero 2019

Clara Correia




Quiero


Quiero darte el sol
¿Me das la luna?
Deambulando por la arena
Al sonido de las olas mansas

Quiero darte la lluvia
¿Me das la tierra?
Mi cuerpo hecho fuego
Afuera tu primavera

Quiero darte el viento
¿Me das el agua?
Mostrar sin miedo
Por ti mi discernimiento

Quiero darme a ti
Hoy y para siempre
Quiero ser tu sirena
Simplemente apasionada

Llenarte de besos
A la luz de la lámpara
Quiero ser tu tiempo
¡Amarte toda la vida!



Alejandra Pizarnik





POEMA PARA EL PADRE

Y fue entonces
que con la lengua muerta y fría en la boca
cantó la canción que le dejaron cantar
en este mundo de jardines obscenos y de sombras
que venían a deshora a recordarle
cantos de su tiempo de muchacho
en el que no podía cantar la canción que quería cantar
la canción que le dejaron cantar
sino a través de sus ojos azules ausentes
de su boca ausente
de su voz ausente.
Entonces, desde la torre más alta de la ausencia
su canto resonó en la opacidad de lo ocultado
en la extensión silenciosa
llena de oquedades movedizas como las palabras que escribo.



Imágen de Stephanus Meyer

13 enero 2019

José Agustín Goytisolo

La imagen puede contener: 1 persona

Es una historia conocida, amigos,
todos la recordamos,
—viento del pueblo se perdió en el pueblo—
pero no ha terminado.

Hace tiempo hubo un hombre entre nosotros,
alegre, iluminado,
que amó y vivió, cantaba hasta en la muerte,
libre como los pájaros.

¡Qué bonito sería! Nace, escribe,
muere desamparado.
Se estudian sus poemas, se le cita,
y a otra cosa, muchachos.

Pero su nombre continúa, sigue,
como nosotros, esperando
el día en que este asunto, y otros muchos,
se den por terminado.

¡Qué bonito sería! Nace, escribe,
muere desamparado.

11 enero 2019

Daniel Chiprian




Cuantas veces busque la manera
de explicarte y decirte que no soy
nada parecido al mundo de ahí fuera...

que no soy más que una leve caricia
que baja despacio por tu incomprensible alegría
que podemos ser y avanzar en nuestra
propia ignorancia creyendo estar acompañados
por algún ser extraño....

y tantas veces busque la manera de decirte
y explicarte que no soy más
que un beso que anida en los brazos
de la noche más cercana...

Déjame.... déjame ser prisionero de tu calma
tan desnuda como la propia luna...

Déjame... ser prisionero de tu alegría
de tu ser..
de tu alma...
de tu todo...
pero déjame ser prisionero de ti
Tan solo de tu ser
Tan solo de ti...

Fabiola Rubio





Con las manos entrelazadas,
mirando en una misma dirección,
el tiempo y el mundo se detienen
porque ya no queda trecho para caminarlo.

El calor de la presencia,
la mirada y el contacto
el silencio de las palabras
todo ello ha desaparecido junto
con el latido de lo amado.

Se añora, se imagina
el rubor de la piel
cuando te asalta la mirada.
Un gesto de amor,
pequeño o grande y su ternura...

Un proyecto de ilusión,
un deseo, una esperanza
un pedir que enmudezcan las palabras porque han empezado a dialogar las almas.



F.R.G.
©Copyright - Derechos Reservados 2018.

10 enero 2019

MaLena Ezcurra






traje todo lo mío
no me quedé con nada
hay cosas que hacen
explotar la cabeza

tu primer poema
ese vinilo de jazz
mis manos ahí
las tuyas sosteniendo
el rojo desamparo

te dejo además
los cuervos que comieron
mi piel esa noche
de dioses ausentes

tomá
te dejo todo

a ver que hacés
con la belleza
del espanto

y con estas luciérnagas
que llevo
adheridas a mi vestido

justo ahora.


Rafael Alberti


La imagen puede contener: 1 persona

Si mi voz muriera en tierra
Si mi voz muriera en tierra
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.

Llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.

¡Oh mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!




09 enero 2019

Alicia Correa Castelo



No quiero un amor de hoy para mañana .
Quiero un amor que me envuelva en abrazos
Que me bese despacio
Que me haga sentir
Un amor con bondad

Con besos robados
Que me empuje a seguir
Que me acurruqué , y me tienda una mano cada vez que sea necesario .
Quiero un amor a la antigua .
De esos de película , de final feliz .
De abrazos tiernos y sinceros
Que me pregunté
Que respete mis espacios
Que se meta en mi alma sin permiso , y se quede ahí
No quiero príncipes azules , destiñen
Ni que me prometan amor eterno
Quiero vivir cada momento
Quiero encuentros casuales , roces no buscados , amor de madrugada , y tostadas en la cama
Gemidos incontrolados , con orgasmo a la par .
Sentir que descontrolo si te veo
Que me verses
Que me hagas sentir que no hay mañana .
Que solo haya el aquí , el hoy
Que me mires y se ilumine tu cara
Quiero todos los " TE " contigo
Quiero un amor de locos , de locos de atar , de amar. 






Pablo Neruda





Si tú me olvidas


Quiero que sepas una cosa.

Tú sabes cómo es esto:

si miro la luna de cristal, la rama roja

del lento otoño en mi ventana,

si toco junto al fuego la impalpable ceniza

o el arrugado cuerpo de la leña,

todo me lleva a ti, como si todo lo que existe,

aromas, luz, metales, fueran pequeños barcos que navegan

hacia las islas tuyas que me aguardan.

Ahora bien, si poco a poco dejas de quererme

dejaré de quererte poco a poco.

Si de pronto me olvidas no me busques,

que ya te habré olvidado.

Si consideras largo y loco

el viento de banderas que pasa por mi vida

y te decides a dejarme a la orilla

del corazón en que tengo raíces,

piensa que en ese día,

a esa hora levantaré los brazos

y saldrán mis raíces a buscar otra tierra.

Pero si cada día,

cada hora sientes que a mí estás destinada

con dulzura implacable.

Si cada día sube

una flor a tus labios a buscarme,

ay amor mío, ay mía,

en mí todo ese fuego se repite,

en mí nada se apaga ni se olvida,

mi amor se nutre de tu amor, amada,

y mientras vivas estará en tus brazos

sin salir de los míos.






08 enero 2019

Adolfo López




AL DESPERTAR


Qué habrá tras el futuro,
tras las viejas y altas ramas de las estrellas.

Qué será de abrazarte desnuda
y sentir el pasar de la noche negra.

Conmoverme al despertar y ver, el día más largo,
golpear los portales huyendo de la tormenta
y refugiar todos los ecos de mi voz
al filo de las tabernas.

Cuándo me sepultarán la noche y tus manos,
y cuándo dejarás que me enrede entre tus piernas.


Foto: Red
De mi poemario "Dormir de día"
Ediciones del Genal

Paola Ferrari





Tu...
Entre el cielo
y las sábanas
Tu...
Carne de mi carne
vuelo entre mis vuelos
Llama de mis fuegos

Insaciables desnudos
que cambian tus miradas
Latidos incontrolables
de un corazón
atado a la sal de mi piel
al suspiro anhelante
de un Te amo

Explórame amor mío
Sigue con tu ruta
trazada entre corceles

Mientras, Yo
intentaré derramar el cielo
entre tu alma y la mía
Así no tendrás ya
que buscar
cada rincón del paraíso

Sumérgete en mis brazos
que el cobijo que anhelabas
nació
con el hueco de tu cuerpo

y así floreceremos
en el mismo sentido
mirando al mismo sol...

Ojo de Horus.
2014.
De: La pasión escondida.

Pedro Javier Martín Pedrós.Copyright ©







Quiero beber de tu piel
y dejar la sed al borde
de tus deseos.

Perfumar tus andares
en el habitáculo de tu lengua
para que me des cobijo
en tu pecho
y habitarme las entrañas.

Quiero acariciar tus sueños
y bailar en este domingo
con la música de “la Mari de Chambao”.

Siempre es hermoso dar amor
saboreando un poema de Neruda,
y yo eternamente distraído
por la luz de este atardecer
de rebajas de enero.

Tengo el precio puesto
en la bufanda hace dos meses
para que me quites el frío
y no me devuelvas a los estantes
de las solitarias sacristías.


05 enero 2019

Armando Vega






llegará el instante
- noche o día-
en que sepan los astros 
de la dulzura
que me posee 
cuando te miro.





Itziar Mínguez Arnáiz






DESPUÉS DE LA LLUVIA

Todavía tratando de hallar la historia
en tu cabeza
sales del bar

ha dejado de llover

como no necesitas el paraguas
lo dejas olvidado

no eres consciente
pero con tu vida haces
exactamente lo mismo
olvidarte de lo que no necesitas


(de Cambio de rasante, Editorial Baile del Sol, 2015)


04 enero 2019

Maria José Collado




Otra luz es posible
en la noche cerrada
de este tiempo convulso,
si sus llamas se abrazan
en un único empeño:
la mejor convivencia
entre razas y credos,
los sueños, las banderas.



Abel Ochoa



Bésame a cambio de cualquier afrenta,
que en insomnio se volvió este deseo
tan febril, tan brutal, tan maniqueo.
Dame tus migajas, mi muerte es lenta

y mi corazón está lleno de hambre.
En este lúdico amor ya ganaste,
cierra la llaga que una vez curaste
y cómete este, ya añejado, fiambre

aunque sea por una noche negra
con persianas cerradas, que la luna
no vea estas dádivas en tribuna
mientras que este pobre ser se reintegra.

Me invento tu dulce boca rojiza
arrancándome con tirria mis ropas
pero me siento desnudo; en estopas,
sin libertad, cubierto por cenizas.

Abrázame por la espalda, si quieres,
luego clávame el puñal de la apatía.
Cuando Dios algún día te hizo mía
teniendo arriba tantos menesteres;

comprobantes, facturas, mil castigos,
yo acá jugándome la única vida
y mi corazón en otra guarida.
¡Contigo tuve todos los abrigos!

¿Para qué quiero dormir si te sueño?,
¿para qué beber si ya no me sacio?
(sólo con la fuente de tu palacio),
¿cómo ver con los ojos del desdeño?

¿Para qué vivir si muero? Quizás
otros maldigan este amor bendito,
¿cómo escuchar? si sólo te repito:
ne me quitte pas, ne me quitte pas…