31 diciembre 2009

Itziar Mínguez Arnáiz,


INSTRUCCIONES PARA COMERSE LAS UVAS

SIN QUE SE ATRAGANTE EL TIEMPO



No empezar antes de tiempo ¿o no recuerdas cuando de niño jugabas a ser mayor? Ahora buscas refugio en los recuerdos que te proporciona una infancia que devoraste con prisa, gastándola antes de hora y anhelando tiempos futuros que imaginabas mejores.



Saborearlas lentamente, como si el sabor de cada uva no precediera al de la inmediatamente posterior y ésta a su vez no se adivinara en el recuerdo de la anterior. Cada día es también diferente, a pesar de ese gusto amargo que llamamos rutina y nos da, en cambio, la medida de lo que somos que no es otra cosa que el fruto de nuestras elecciones.



Da lo mismo si la última uva no coincide con el sonido de la última campanada, asimismo intentemos acompasar el tiempo que nos es dado, con el dictado de nuestra propia urgencia. La urgencia no siempre equivale a la prisa. No hay citas ineludibles ni segundos impostergables. Traza el mapa de tu tiempo y hazlo coincidir únicamente con tus deseos.



FELIZ 2010.

30 diciembre 2009

Jose Manuel Caballero Bonald,



La vuelta

Por el camino se me van cayendo
frutas podridas de la mano
y voy dejando manchas de tristeza en el polvo
donde quiera que piso;
un pájaro amanece ante mis ojos
y en seguida anochece entre sus alas;
la asamblea de hormigas se disuelve
cuando en mí la tormenta se aproxima;
el sol calienta al mar en unas lágrimas
que en el camino enciende mi presencia;
la desnudez del campo va vistiéndose
según van mis miradas acosándole
y el viento hace estallar
una guerra civil entre las hierbas.
Noticia triste de mi cuerpo dictan
las verdes amapolas en capullo,
la codorniz se espanta
y asusta al macho con historias mías.
Vengo desnudo de la hermosa clámide
que solía vestirme cuando entonces:
clámide con las voces de los pájaros,
el graznido del cuervo, la carrera veloz de la raposa
–a la que llaman zorra mis parientes–,
del arroyo que un día se llevaba mis pasos
y de olores de jara y de romero
hace tanto tejida.
Días de mi ascensión, cuando el lagarto
solía conocer mis intenciones,
cuando solía la retama
pedirme venia para echar raíces,
cuando algún cazador me confundió
con una piedra viva entre las piedras.
Pero yo te conozco, campo mío,
yo recuerdo haber puesto entre tus brazos
aquel cuerpo caliente que tenía,
haber dejado sangre entre los surcos
que abrían los caballos de mi padre.
Yo te conozco y noto que tus senos
empiezan a ascender hacia mis labios.
Imágen: SRRA

Luis García Montero



Imaginar los sitios posibles donde estabas


Imaginar los sitios posibles donde estabas,
verte llegar sin noche a La Tertulia,
reconocer tu voz apresurada
al contar una anécdota


o preguntar por mí,
saber que nos mirábamos antes de conocernos,
son capítulos largos de mi vida.
Supongo que también te dejarán a ti
este mismo vacío,
esta impaciencia por estar sin nadie
mientras se nos olvida
todo el calor que duele de olvidado.
El naufragio es un don afín al hombre.
Después de que sucede
suelen tener las huellas
esa incomodidad que tienen las mentiras,
el recuerdo es un dogma,
la soledad el pecho que tú me acariciaste.
Pero cambiando de conversación
el tiempo -buen amigo
que deforma el pasado como el amor a un cuerpo-
hará que cada día no parezca un disparo,
que volvamos a vernos una tarde cualquiera,
en un rincón del año y sin sentir
demasiada impotencia.
Será seguramente
como volver a estar,
como vivir de nuevo en una edad difícil
o emborracharnos juntos
para pasar a solas la resaca.
Igual que quemaduras debajo de los dedos,
en un segundo plano
seguiremos presentes y esperando
ese momento exacto del náufrago en la orilla,
cuando al salir del mar
me escribas en la arena:
«Sé que el amor existe,
pero no sé dónde lo aprendí».
Imágen de TOMAS MAYRAL

Julia Isasi Martínez,

De mi mano izquierda

guiada por tu aliento,

la mar se hizo brava

en la noche .


Surgíó de las profundidades humanas,

cual Neptuno dando presencia.


En la roca más próxima,

un tridente estremece la tierra

de hierba fresca, en sus acantilados,


derramando suave sangre,

verde.


Y allá, donde el mar

quiere romper el silencio,

la calma persigue a Neptuno

tras los reflejos nacarados

de la Luna.


Imágen Srra

29 diciembre 2009

La semilla, "Pachamama Crew y Vandana Shiva"

NO MAS VIOLENCIA MACHISTA






Lola Palomares González

NAUFRAGIO
El mar, la música, la espera
y esa sesación de naufragar en tus brazos,
de perderme en tus mareas.
Que seas tú el que ates mis velas a los mástiles,
ser un barco a la deriva para que me lleves a puerto
o encallado entre rocas-roto como mi corazón cuando te alejas-
perdido en el horizonte
esperando tu balanceo.

Teresa Domingo Català


1967, Tarragona, España.
Trabajadora familiar. Poeta y dramaturga.
2º Premio de Poesía Casino de Tarragona (1997)
1er Premio de Poesía Federación de Mujeres del Tarragonés (1999) Finalista del Concurso de Teatro Jacinto Benavente de Madrid (2005)
1er Premio de Nacional de Poesía de la tertulia José Zorrilla de Valladolid (2006)
Finalista del concurso de poesía erótica “El Búho Rojo” (2006)
Mención de Poesía de la editorial Hespérides de Argentina (2006)

Bibliografía: Iris de Sombras Cuadernos de la Perra Gorda (2003) Tarragona
Loliloquios (Silva Editorial) (2004) Tarragona
La nieve, los ángeles Portal de Poesía (2005) (edición digital)
Un amor que palpita solitario Editorial Torremozas, (2006)
Madrid Es miembro del Directorio REMES: redescritoresespa.com

Solo él
Lloverá en el macizo de las rocas
con un ardor gimiente y asesino,
y convertida en huracán la lluvia
cambiará los escombros en vivencias.
Una canoa surcará el océano
y caerá en las simas de las fosas,
sus habitantes morirán luchando
y serán alimento para peces.
Sobre el río pasearás la angustia,
que voltea encerrada en un destino
que a muerte sentencia la cordura.
No habrá oasis de agua y de lamentos,
no habrá citas ni cárceles de nieve,
sólo el dolor de fuego transparente.


Imágen de José Ramón Miguel

28 diciembre 2009

Proyecto Poesía en la Distancia.Abrazos de náufrago,

Lupe García Araya
Ribera del Fresno ( Badajoz . 1.960 ) Tiene escrito dos libros de poesía inéditos Imágenes de Agua y Tiempo y Síntesis del Alma.
Participa en el año 2006 en el proyecto LABERINTO DEL VIENTO de la colección Punto.
Inicia en el año 2007, junto a Pedro Javier Martín Pedrós, el proyecto “Poesía en la distancia” ( primer libro de la colección ),publicando en el 2.008 “ Viaje Inesperado ”( segundo libro de dicha colección). Y en el año 2009 @ Abrazos de náufrago “. Ha participado en “GIRAPOEMA” Haz rodar una poesía. Actualmente es coordinadora del blog Azuldemar.
Pertenece a la Red de Escritores en Español ( REMES ).

Azuldemar: huelvasurlibre.blogspot.com
Correo electrónico : lariex@msn.com


Desde la ventana de nuestro blog, queremos compartir con todos nuestros amigos este tercer libro“ Abrazos de Náufrago “ de la colección “Poesía en la distancia “, así iremos abriendo, poco a poco, las páginas del mismo.

Amanece mágicamente,
la claridad me revela el secreto
de figuras ocultas en la noche,
expansivas, largas, firmes
como esencias de frutas.
Mis pupilas derivan líneas
que acunan sueños desconocidos,
azules, profundos,
tal vez plomizos.
En esta escondida noche
pondría en orden tus papeles
adscritos como partículas de polvo
a la ironía del tiempo pasado.
Pero mis manos se ahuecan
ante miles de palabras no nacidas y nocturnas,
acostadas en la angustia de inventos ya inventados.
Amanece, olor de naranjos desnudos y tardíos
que saben de nuestra piel y vergüenza,
de miedos a perder lo establecido
y los signos que responden a
impulsos multiformes.

Antonietta Valentina










Soy

Soy esa mujer que busca espacios.
En soledad va abriéndose caminos
y suspira profundo muy dentro
con una sonrisa halada y mutis en los labios…

Soy esa, que busca instantes
para abrazar al sol y dejarse.
Soy peregrina que de una flor
se nutre y de su aroma se embebe…
Del vuelo de las aves alarga su mirada
y en la inmensidad celeste se extasía
agradece ese don de poder mirar
todo lo que acontece en los espacios naturales…

Sí,poder mirar, oír, tocar, saborear naturaleza viva.
No hace falta nada más, sólo dejarse embrujar
sólo dejarse cautivar en instantes supremos…

Soy esa que de la lluvia hace jolgorio,
cuando suavemente cae y cae y baña…
Baña mi piel, baña los valles, los ríos
los mares, las copas de los árboles
(mis amigos infinitos)…
Soy, simplemente un híbrido
Pájaro-mariposa, libre, libre
como el viento y la marea.

Soy esa niña que moraba en un árbol
la misma que se escondía en la hierba
y mirando al cielo imaginaba ser princesa.
De la que he aprendido a vivir y a soñar,
a guardar muy dentro todos los sueños,
los que se han realizado y los que aún espero…

José A. Ávila

Desde esta ventana abierta

Veo una dama vestida de blanco

Sentada en el velador

Del bar del puerto.


Todos los espacios vacíos

Ocupados de pinceles,

De delfines inmóviles,

De redes tendidas,

De sol y brisa.


Una gota de mirada

Se eleva, acertando

En el horizonte

Como un dardo

Que busca su diana.


( De "Recreación" )

Mario Benedetti,


Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.
Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.
Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.
Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.
Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.
Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.
Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.
Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.
Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.



Imágen de Federico gutiérrez cifuen

Mercedes Sosa












27 diciembre 2009

Pedro Salinas



No te detengas nunca...


No te detengas nunca
cuando quieras buscarme.
Si ves muros de agua,
anchos fosos de aire,
setos de piedra o tiempo,
guardia de voces, pasa.
Te espero con un ser
que no espera a los otros:
en donde yo te espero
sólo tú cabes. Nadie
puede encontrarse
allí conmigo sino
el cuerpo que te lleva,
como un milagro, en vilo.
Intacto, inajenable,
un gran espacio blanco,
azul, en mí, no acepta
más que los vuelos tuyos,
los pasos de tus pies;
no se verán en él
otras huellas jamás.
Si alguna vez me miras
como preso encerrado,
detrás de puertas,
entre cosas ajenas,
piensa en las torres altas,
en las trémulas cimas
del árbol, arraigado.
las almas de las piedras
que abajo están sirviendo
aguardan en la punta
última de la torre.
Y ellos, pájaros, nubes,
no se engañan: dejando
que por abajo pisen
los hombres y los días,
se van arriba,
a la cima del árbol
al tope de la torre,
seguros de que allí,
en las fronteras últimas
de su ser terrenales
donde se consuman
los amores alegres,
las solitarias citas
de la carne y las alas.

Imágen de Juan Carlos Pons

Víctor Manuel Guzmán V.,




Estoy inventando un nuevo lenguaje


El lenguaje de la vida y de los sueños


El lenguaje de la calma y de la tormenta


El lenguaje de las sombras y la claridad


El lenguaje de las palabras y el silencio


El lenguaje de las ideas y el deseo


El lenguaje de ascender y descender en ti


El lenguaje de las palabras errantes


que lleguen a tus remotos sentidos


para interpretar y dar sentido a mis cánticos de amor


que imploran a la noche tu entrega


para sumergirme en tu mar burbujeante de pasión


Este será el nuevo lenguaje lindero


de las palabras y la entrega

No más violencia de genero,




Girapoema


DE VIRTUDES Y HARAPOS

Cuando la luna
aguada y serena
se instala en la esquina
del altanero pueblo
un hombre harapiento
lee las estrellas.
Sus pupilas dilatadas
trocan semillas
por deformes espejos.
Ni es joven ni es viejo
y con sus manos delinea
historias de chacales
y de amores ajenos.
Y nadie lo escucha
es todo silencio, sin embargo él,
danza con el firmamento.
Su paso no existe
su sueño se ha muerto
mas el hombre virtuoso
con su voz quebrada
le canta a ninguno
acurrucado y solo
en la espalda del tiempo.
Y la luna se apaga
cerrando la noche
de todo mi pueblo.
Siento en mi corazón
un feroz aguacero:
un pájaro herido
ha sangrado en mi sueño.

Ana Caliyuri – Argentina

26 diciembre 2009

Ave Maria - Connie Talbot

Julia Isasi Martínez,

Dependencia con papeles

Hay dias que me empeño en reconocerme
recorriendo las calles de una ciudad
manejándome entre asuntos de adultos prematuros.
Utilizo el ascensor a la planta
que creo me resolverá la vida con papeles.
Hablo con personas que por su profesión
pueden facilitar mi ubicación social.
Para tener acceso a la vivienda,
el trabajo, la sanidad,
Recorro pasillos burocráticos
con nombres sindicales de ayuda y apoyo.
Y a veces, al terminar mi búsqueda
exitosa,
me sorprendo saliendo de una tienda
caminando,
masticando a escondidas, mi dignidad,
mi dependencia,
del primer pellizco de labarra de pan.



Fotografía de Bernard Schmidt2

Si tu no vuelves - Shakira ft. Miguel Bose

Poema de Andres Carlos Mendez Perez

Nos miramos…
deseosos de revivir viejas madrugadas
que un día dejamos atrás,
con ganas de utilizar las llaves
que abran las celdas de los recuerdos,
hacer palanca
sobre miradas ya cerradas,
curadas,
de romper muros
donde se perdieron
anhelos de caricias perdidas.

Pablo Mora

Para qué la poesía
Pablo Moramoraleja@telcel.net.veProfesor Titular, Jubilado, UNETSan Cristóbal, Táchira, Venezuela

Para mantener abierta la palabra
Para reinar sobre la muerte
Para revivir cada día
Para sentir junto con los otros
Para sacar la flor de las cenizas
Para vigilar mientras todos duermen
Para que le sirvan
Para apuntalar el sueño
Para servirse
Para alimento espiritual
Para unir lo posible con lo imposible
Para salvar del diario morir
Para hacer más vivo el vivir
Para la Poesía y la Verdad
Para la vida
Para transformar la vida
Para limpiar cuando el poder corrompe
Para cambiar la vida
Para alentar todas las otras formas
Para la fidelidad al relámpago
Para la memoria de los pueblos
Para la salvación del hombre
Para el asombro antiguo
Para un no sé qué
Para descubrir los secretos del mundo
Para llevar el infinito a cuestas
Para salir a la percepción de la mirada
Para alumbrar la maravilla
Para todos y por todos
Para despertar a latigazos el silencio
Para defender el milagro de la vida
Para amar a los otros

Para que le sirvan

Rafael Cadenas, consagrado poeta venezolano, ha dicho: “La poesía mora lejos del poder... lejos de fanatismos... Lejos está asimismo de grandiosidades porque ellas alejan a la gente de su realidad básica extraviándola peligrosamente. Lejos de utopías, pues por impositivas, aunque con buena intención, suelen llevar a destructividades que no se preveían, ejemplarizando la horrible paradoja del bien que se trueca en mal. Lejos de nacionalismos porque, parafraseando a un socialista francés, llevan en sí la guerra “como la nube lleva la tormenta”. Lejos de ideologías que ponen barreras entre los hombres impidiéndoles que se den la mano, como quiere Salvador Pániker, por encima de lo simbólico “a un nivel más hondo y más real”.
“Hace años -precisa Cadenas- una poeta muy querida me hizo en una entrevista la pregunta que ya es cuasi ritual de para qué sirve la poesía, pregunta que por reiterativa nos lleva a sospechar que se trata de un quehacer enigmático, puesto que siempre está indagándose su función. Yo le contesté: “A la poesía se le sirve más bien, cuando hay suerte”. Y sus servidores son los poetas. A través de ellos hace su aparición. En ocasiones se quita su traje y se viste de prosa, entonces es ésta la que le sirve de portadora, y asoma en la novela, en el cuento, en el ensayo. Los autores le dan forma y pasa a vivir en los lectores que la recrean. Al hacerlo, en cierto modo son también poetas. A veces se ausenta y hay que salir a buscarla; esto puede ocurrirle a un poeta o a una época en un país. Ella es como una gran construcción creada por todos los poetas, y me parece inseparable del trabajo interior de cada uno de ellos. No la concibo separada de esa tarea. En tal sentido tiene un lado extraliterario. Machado, de nuevo Machado, la ve como un yunque de constante actividad espiritual, y también psíquica, podría agregarse.”


Waclaw Wantuch Erotic Photos,

Exaltación del amor físico en el arte

Gioconda Belli,




Definición


Podríamos tener una discusión sobre el amor.

Yo te diría que amo la curiosa manera

en que tu cuerpo y mi cuerpo se conocen,

exploradores que renuevan

el más antiguo acto del conocimiento.

Diría que amo tu piel y que mi piel te ama,

que amo la escondida torre

que de repente se alza desafiante

y tiembla dentro de mí

buscando la mujer que anida

en lo más profundo de mi interior de hembra.

Diría también que amo tus ojos

que son limpios y que también me penetran

con vaho de ternura o de preguntas.

Diría que amo tu voz

sobre todo cuando decís poemas,

pero también cuando sonás serio,

tan preocupado por entender

este mundo tan ancho y tan ajeno.

Diría que amo encontrarte

y sentir dentro de mí

una mariposa presa

aleteándome en el estómago

y muchas ganas de reírme

de la pura alegría de que existía y estás,

de saber que te gustan las nubes

y el aire frío de los bosques de Matagalpa.

Podríamos discutir si es serio

esto que te digo.

Si es una quemadura leve, de segundo,


tercer o primer grado.

Si hay o no que ponerle nombre a las cosas.

Yo sólo una simple frase afirmo

Te amo

Imágen de JJMendez





25 diciembre 2009

Opera en el Mercado www.esoqueseconocecomolaopera.com

ROCIO MARQUEZ, como pasa la vida

Emilio Villalba de Mediterranea colabora con la cantante flamenca Rocío Márquez en su tema "pasa la VIda" (adaptación de las Coplas de Jorge Manrique). Cortesía de Rocío Márquez y el Séptimo Sello....

Andrea Bocelli _ White Christmas

Con nuestro mejores deseos.

Besos llenos de mar.

Azuldemar




23 diciembre 2009

Angela Serna



ABANDONADA Y SEDIENTA,


preñada por ecos de otro mar,

alumbras en el horizonte

nonatas escrituras

paridas desde la fisura

primera del vientre:

alba membranosa de un

abecedario tácito

y cruentamente

parco.
Del libro de Eternidad en eternidad
Imágen de Jorje López JOLO

Macarena Trigo

Y cuando fuimos ángeles





¿recuerdas?


Entonces una noche era la vida


y la vida un vacío misterioso


donde nadie sabía qué inventar


para seguir en pie, como si nada.





Entonces era aún un todavía


que todos esperábamos cumplir.


Todavía era pronto y eras joven,


todavía aprendías del error.





Hoy no queda siquiera el todavía


de cuando fuimos ángeles





¿recuerdas?





El amor era un vicio necesario,


la mentira un placer a ciertas horas


y el adiós no existía para nadie.


Entonces hasta el mar era una excusa


a la que regresarse siempre en sueños.





Y cuando fuimos ángeles


¿recuerdas?





Cómo hablabas del tiempo sin nostalgia,


cómo mirabas todo sorprendido


y hasta la misma lluvia parecía


querer contarnos algo aquellas tardes.





Y cuando fuimos ángeles


¿recuerdas?





Cómo juré quererte sobre todo.





Ahora todo ha pasado para siempre


- hace ya tanto rato en este instante -.





No queda ya ni un ángel que recuerde


que estuvimos allí, batiendo alas.

Imágen de Greg Almoren

22 diciembre 2009

INMA PUENTE

Mi último aliento cabe
en el hueco
de tu mano.
Cierra el puño, amor mio.
Ciérralo y déjame morir.

Proyecto Poesía en la Distancia.Abrazos de náufrago,







Desde la ventana de nuestro blog, queremos compartir con todos nuestros amigos este tercer libro“ Abrazos de Náufrago “ de la colección “Poesía en la distancia “, así iremos abriendo, poco a poco, las páginas del mismo.


Lupe García Araya .

Ribera del Fresno ( Badajoz . 1.960 ) Tiene escrito dos libros de poesía inéditos Imágenes de Agua y Tiempo y Síntesis del Alma.
Participa en el año 2006 en el proyecto LABERINTO DEL VIENTO de la colección Punto.
Inicia en el año 2007, junto a Pedro Javier Martín Pedrós, el proyecto “Poesía en la distancia” ( primer libro de la colección ),publicando en el 2.008 “ Viaje Inesperado ”( segundo libro de dicha colección). Y en el año 2009 @ Abrazos de náufrago “. Ha participado en “GIRAPOEMA” Haz rodar una poesía. Actualmente es coordinadora del blog Azuldemar.

Pertenece a la Red de Escritores en Español ( REMES


Abriré mis manos

cuando vuelva el sol

y flotaré como cansada

pendiente de un hilo,

de un beso o quizás moriré

para siempre.

Nunca sabré que duele

o qué pasa ahí dentro,

porque soy de transparencia dura

y amor solitario,

de impecable mar

y fecundada carne.

Me cubre un polvo sin fondo y miserable,

pero reconoceré mis ojos oscuros,

dormidos, casi cercanos.



Azuldemar: huelvasurlibre.blogspot.com

Correo electrónico : lariex@msn.com


Ángel Gómez Espada



Bio-bibliografía


(Murcia, 1972). Actualmente reside en Badajoz. Co-director de la revista de cultura EL COLOQUIO DE LOS PERROS. Ha publicado Mediodía en la otra orilla (Murcia, 2000) y la plaqueta Alineación Indebida (Almería, 2007). Como narrador, Anales de la Casa Subterránea. Ha sido incluido en varias antologías localistas y ha ganado, entre otros, el Fernando Quiñones de poesía. Con gran sorpresa, se ha visto traducido al portugués, al italiano y al polaco. Responsable de los blogs RUA DOS ANJOS PRETOS (http://ruadosanjospretos.blogia.com/) y MUSEO DOS ANJOS PRETOS (http://museodosanjospretos.blogspot.com/), donde expone sus paseos fotográficos por París.
.






MENSAJERIA CELESTE

Un ángel checo pasea en bicicleta.
Pedalea despreocupado.
Le persiguen dos caballos.
Por unas cuantas monedas,
muchas menos de treinta,
lleva tu carta en la mano,
deja mi amor en tu puerta.
Imágen de wil fried

Federico García Lorca,


Lámparas de cristal

y espejos verdes.


Sobre el tablado oscuro,

la Parrala sostiene

una conversación

con la muerte.

La llama,

no viene,

y la vuelve a llamar.

Las gentes

aspiran los sollozos.

Y en los espejos verdes,

largas colas de seda

se mueven.

21 diciembre 2009

Sonia Martínez Requejo (Berenice)



1978, Madrid, España. Pedagoga


Con permiso

Veo miles de palabras que me conectan a ti,
las veo volar, empujadas por el viento
y posarse en tu oído.
Deja que mi voz te acune,
que mis momentos se unan a los tuyos
formando uno solo.
Permíteme entrar en tu imaginación,
en tus recuerdos y tus deseos.
Prometo no hacer mucho ruido,
el justo
para hacerte despertar
para hacerte sonreír
para hacerte soñar.



Imágen de Helio Terapias2

Luz Casal, Es por ti

Víctor Manuel Guzmán V.


Maytreya del amor y el placer

Quiero vivir las experiencias no vividas


Quiero vivir aquellos momentos


que quedaron incompletos


para amarte en una forma total plena y larga


Me pregunto ¿Qué he hecho y que no hecho?


y en una profunda meditación


donde mis ojos cerrados vuelven a ver


los momentos vividos contigo


como regalo a mi existencia expresan


que eres la fuente de mi naturaleza y mi mente


alfa y omega de mi existencia


lugar donde todos quieren ir


y a donde todos van

Imágen Srra

Britain's Got Talent / Susan Boyle - Britain's Got Talent -

Diego J. Gonzalez,




Tú tienes derecho

al pan de la vida

a amasar con tus manos

los sueños de tus noches.

Que no falte

la sonrisa

porque

no tengas

pan

para tu alma !


Tú tienes derecho

al trigo de los vientos

ese que juega

con la espiga

de los campos.


Que no te falte

la vida

porque

te ahogen

con sus palabras !
Del libro " Las estaciones Olvidadas "

Girapoema




A PROPÓSITO DE...

Porque ya no eres un ángel sino un hombre solo sobre dos
pies cansados sobre esta tierra que gira y es terriblemente
joven todas las mañanas.


Blanca Varela

Caminas sin parar
cuando la ansiedad busca consumirte
cuando decides llegar al fin del mundo.

Tu monologo desaparece
se pierde entre las fauces del tiempo.

Febril compañero
al llegar la noche
buscarás el arrullo
que Dios te tiene preparado

Nesfran Antonio González Suárez – Venezuela


20 diciembre 2009

Cancion de Navidad - Silvio Rodriguez

Poesía en la distancia


En los lienzos de tu mirada
pinto el paso del tiempo
que en su fragilidad,
se me escapa como rotura
de aguas de parto primerizo.
Me llegan los recuerdos
como un vuelo improvisado
y fugaz de pájaro.
Son momentos que tocan el alma.
Y a corazón abierto
busco todos los besos que no di.



Alejandra Pizarnik,

Exilio
A Raúl Gustavo Aguirre
Esta manía de saberme ángel,
sin edad,
sin muerte en qué vivirme,
sin piedad por mi nombre
ni por mis huesos que lloran vagando.
¿Y quién no tiene un amor?
¿Y quién no goza entre amapolas?
¿Y quién no posee un fuego, una muerte,
un miedo, algo horrible,
aunque fuere con plumas,
aunque fuere con sonrisas?
Siniestro delirio amar a una sombra.
La sombra no muere.
Y mi amors
ólo abraza a lo que fluye
como lava del infierno:
una logia callada,
fantasmas en dulce erección,
sacerdotes de espuma,
y sobre todo ángeles,
ángeles bellos como cuchillos
que se elevan en la noche
y devastan la esperanza.

19 diciembre 2009

JOSE BARROS - NAVIDAD NEGRA -- MUSICA COLOMBIANA

Pedro Javier Martín Pedrós Copyright ©,


Cada amanecer, un regalo,

cada trocito de tiempo,

una oportunidad para saborear.

Cada atardecer,

un privilegio.

Cada día,

un nuevo espacio

para soñar.