19 diciembre 2016

Adela Ferrer






SILENCIO, SE AMA

Silencio, se ama.
Silencio, se ama.

Cuántas cosas dices en silencio.

Lazos imaginarios envuelven mis ganas,
la dicha de una mirada larga y cercana reflejo del deseo.
Reflejo del deseo.

Deseo.

Esos rincones que hacen el todo todo, 
ese poco a poco que lo envuelve, 
ese retener el tiempo, el tiempo en el momento.

Silencio, se ama.
Silencio, se ama.

Cómo rasgas los ojos cuando me miras.
No puedo evitar deshacerme en cascada salada y dulce.
Vuelcas en mí el cáliz del rojo, del cielo, de la pausa, del antídoto.

Ahora me piensas, lo sé.
Ahora me piensas, lo sé.
Ahora me piensas.

Puedo olerte, tocar tu mirada en el aire que arrastra tu esencia.
Puedo olerte, tocar tu mirada en el aire que arrastra tu esencia.


Ahora me piensas, lo sé.
Ahora me piensas, lo sé.
Ahora me piensas, ahora me piensas, lo sé.
Ahora me piensas, ahora me piensas.

Ahora me piensas.



No hay comentarios: