15 junio 2017

Ana García Briones





La tinta se expande
mientras la amenaza
global del terrorismo
y la subida del petróleo
colapsan las sonrisas.

En la ciudad
de las mil caras
se hace un silencio
que cristaliza la esperanza.

La luz ilumina el vacío
y deja ver la ausencia
del tacto suave y tibio
que recorre mis ojos.

La vida transcurre
y el paisaje
acoge la verdad
de nuestra historia.

De Violines sin música ( Corona del sur )

No hay comentarios: