14 junio 2017

Javier Sánchez Durán





SUR


Con el mar de testigo
bajo un cielo de estrellas.
aquí en el sur,
donde el aire es un duende
con olor a jazmín,
y la brisa marina
es ternura en tu rostro,
ya no bailan los ecos
tu lejana presencia
ni vuela, junto a las gaviotas,
la voz caliente de tus versos.

Carcomido el recuerdo
por la oruga del tiempo,
llena la noche
una muchedumbre de mariposas blancas
sobre un mar de roja espuma.

Vuelvo a mi casa
por el viejo camino,
en silencio

MAR DE AUSENCIAS 



No hay comentarios: