13 julio 2018

Alfonso Pedro




14 de mayo de 1948: nace el estado de Israel, que empieza a pasar de ser víctima a culpable de un holocausto.


HE VISTO MORIR LA PAZ



He visto desangrarse la paz,
diluirse por las alcantarillas
de una mesa de despacho con rejas doradas.
Por la ventana de la sucursal del poder,
abierta al norte y cerrada al sur,
entra el aire putrefacto de los potentados
pretendiendo disimular la peste a dolor,
a fétido escenario de los humildes.
Yo he visto firmar la paz con tinta falaz
en el mismo escenario donde, años antes,
ya se firmó la reconstrucción de la ciudad
por los mismos hipócritas actores.
Yo he visto una paz moribunda
en un hospital bombardeado,
donde galenos de cuerpo y llanto
luchan por sanar heridas que no cicatrizarán,
anestesian penas con abrazos
y brazos y piernas con miradas.
He visto la paz vestida de túmulo
en mancillado cenotafio inaugurado con fanfarrias
y un discurso impostor del gobernante mendaz.
He visto morir tantas veces a la paz
que no sé dónde derramar
la que aún me queda en los bolsillos
de mis decepcionados versos.



1 comentario:

Chelo dijo...

Tremendo poema, se me había pasado, tremendo.