12 julio 2018

Ana Isabel Illueca










Si yo fuera hombre, sería aventurero


sediento de mundo, ansioso de amor;


me hartaría de mares, de tierra y de cielo


y entre mil placeres ahogaría el dolor.



Si yo fuera hombre nunca tendría vallas...


Nadie me diría:"No puedes pasar"...


Saltando los fosos, borrando las rayas


seguiría adelante sin jamás cesar.



Si yo fuera hombre, la fuerza que traba


esta rebeldía que tengo en mi ser,


sería cual seda, de sutil y vaga,


que mi recia mano podría deshacer.



Yo envidio tu cuerpo fuerte y resistente...


tu caja toráxica ancha y varonil...


tu brazo de atleta...


tu mano potente


que estrecha la mía, sincera y gentil.



Te miro...


te miro...


Mis ojos se alargan


de ansias de ser hombre como lo eres tú...


Tener la grandiosa cualidad del agua


del mar, que revienta con furia la barra


y arrulla la arena con su blanco tul.



Si yo fuera hombre, yo me haría tu hermano,


partiría contigo sueño y realidad...


viviría la vida sin este desgano


y esta sed de muerte y de eternidad. 

No hay comentarios: